Alimentación reclama un 45 por ciento de aumento

Anoche, al cierre de esta edición y en una negociación contrarreloj, el gremio de la Alimentación y la cámara patronal de la actividad intentaban cerrar su acuerdo salarial. El apuro era porque el sindicato amenazaba con profundizar sus medidas de fuerza a partir de hoy en caso de que no se firmase anoche mismo la paritaria. 

Ayer el gremio volvió a realizar paros de cuatro horas por turno en todas las fábricas del país, lo que en los hechos significó paralizar las plantas durante medio día.

Hasta ahora la Federación de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (FTIA) venía reclamando una suba del 45%, que llevase el actual salario de $ 6.200 a $ 9.000. Los empresarios habían rechazado de plano la pretensión y contraofertado un 30% de incremento más el pago de dos suma no remunerativas. La intención de la patronal era que la paritaria de la actividad cerrase en la misma línea que la de otros gremios industriales, como la UOM y la UOCRA.

Fuentes empresarias que participaban anoche de las discusiones dijeron a Clarín que el gremio había mostrado predisposición a firmar por un 37%, lo que llevaría el salario conformado a cerca de $8.500. Pero la patronal consideraba a esa suba como demasiado elevada. “Quieren mostrar que consiguieron determinado porcentaje. El problema para nosotros no es como presenten el porcentaje sino cómo se nos encarecen los costos”, dijo un ejecutivo.

Pero en el gremio desmintieron a Clarín estar dispuestos a cerrar por un 37%. “Son números que ponen en la mesa en el tira y afloja de las negociaciones. No es una cifra para ser tomada seriamente”, advirtió un dirigente sindical.

En la industria de la alimentación trabajan unas 60.000 personas. En algunas de las fábricas más importantes, como la de Mondelez (ex Kraft) y la de Pepsico, la izquierda combativa controla las comisiones internas.

El viernes y ayer el sindicato convocó a los trabajadores a parar durante 4 horas por cada turno de 8 horas. Según el gremio, el acatamiento fue muy alto. Si anoche no había acuerdo, hoy continuarían con ese medida de fuerza y posiblemente comenzasen con bloqueos en los accesos a las fábricas.

Coment� la nota