Almirón: "Asumimos el compromiso de mejorar las condiciones laborales de los docentes universitarios privados”

Almirón:

El Secretario General de SADOP, Mario Almirón cerró, junto a María Fernanda Benítez, Secretaria General de la seccional CABA de SADOP, la Primera Jornada de Docentes Universitarios Privados.

El martes 25 de noviembre SADOP CABA organizó la Primera Jornada de Docentes Universitarios Privados en el Centro Cultural de la Cooperación.

El evento reunió a especialistas en educación, miembros del Consejo Directivo de SADOP CABA, delegados gremiales de las Universidades Privadas, y docentes de las casas de estudio.

La apertura del mismo estuvo a cargo de la Secretaria General de SADOP CABA, María Fernanda Benítez, quien agradeció la presencia de todos y celebró el encuentro como posibilidad para el debate, la puesta en común de concepciones y el replanteo de la actividad docente universitaria de gestión privada, para lo cual “profundizaremos el esfuerzo y compromiso de nuestra lucha que nos llevará a la victoria en la concreción del Convenio Colectivo de Trabajo para el sector.”

A continuación, se proyectó un video en el que participaron los delegados gremiales de cada una de las universidades privadas en las que el Sindicato tiene representación, para describir la situación actual de esas instituciones, los avances y logros gremiales obtenidos desde la organización interna y los principales objetivos a corto y mediano plazo. En este sentido se destacó como denominador común, entre los distintos cuerpos de delegados la centralidad del Convenio Colectivo de Trabajo.

Los paneles que se desarrollaron durante la jornada hicieron hincapié en las principales problemáticas que afectan al sector: los derechos laborales de los docentes universitarios públicos de gestión privada, el marco regulatorio, la carrera docente y la investigación, el reconocimiento del espacio laboral, la figura de la patronal como empresa, la calidad educativa y su relación con la antigüedad docente y el rol del sindicato en este debate.

 Por su parte, el Secretario General de SADOP, Mario Almirón, cerró la jornada y expresó su alegría por el avance y el crecimiento que ha llevado adelante SADOP en los últimos años. Declaró además: “Tenemos que redoblar el esfuerzo gremial para mejorar las condiciones de trabajo y de vida de todos los docentes de gestión privada”.  Marcó como un importante triunfo, luego de una larga lucha, el reconocimiento por parte de la Cámara Nacional del Trabajo, de SADOP como único Sindicato con personería jurídica para representar al conjunto de los docentes que se desarrollan en el ámbito universitario privado.

Almirón señaló también la necesidad de reconocernos como parte del colectivo de trabajadores con conciencia gremial y de lograr unidad dentro del mismo. Particularmente, al referirse al nivel universitario de gestión privada, subrayó: “Es el único sector de la educación que no tiene un ámbito de negociación salarial, lo cual es insostenible, ya que aquel es un derecho humano y constitucional”. 

Luego, expuso el programa de acción de SADOP: la profundización de la línea de la negociación colectiva, para limitar el autoritarismo patronal y consolidar el sector. Expresó, una vez más, el compromiso que asume todo el sindicato en pos de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de la educación privada. Y que este será un objetivo estratégico para el próximo mandato. En este sentido, reveló que a partir del consenso de los compañeros y compañeras de todo el SADOP fue proclamada su postulación para renovar su mandato como Secretario General en las próximas elecciones.  

A partir del trabajo en comisión, los docentes que participaron del encuentro manifestaron sus conclusiones mediante una declaración que plasma sus consideraciones acerca de la educación como derecho y no como mercancía, denuncia los atropellos que sufren otros compañeros, y expresa la voluntad contínua e inquebrantable de diálogo y negociación para lograr el respeto de todos los derechos laborales del colectivo de trabajadores docentes universitarios privados. 

DECLARACIÓN DE DOCENTES Y DELEGADOS PARTICIPANTES DE LA PRIMERA JORNADA DE DOCENTES UNIVERSITARIOS DE GESTIÓN PRIVADA REALIZADA EL 25 DE NOVIEMBRE DE 2014.

Mediante esta declaración queremos dejar en claro que somos trabajadores de la educación, partícipes del proceso de enseñanza- aprendizaje, productores del conocimiento y no meros repetidores del mismo.

Nos separamos de la concepción que nos quiere tomar como simples mercancías de un sistema donde cada uno de nosotros es tan sólo un número en la elaboración de la estructura de costos.

Defendemos a la educación como un derecho social y no estamos de acuerdo  con que se considere al sistema educativo universitario de gestión privada como un conglomerado de empresas de servicio, donde se mercantiliza la educación.

Denunciamos el atropello al que están siendo sometidos cientos de compañeros, a quienes se los deja sin comisiones, no se les paga la indemnización correspondiente,  se los maltrata, se ignoran sus derechos laborales, deben trabajar a destajo y se fijan de un modo unilateral aberrantes condiciones laborales,

Nos comprometemos a seguir organizándonos y a seguir militando la defensa de los derechos laborales de los docentes universitarios privados. Hemos avanzado mucho, pero también falta mucho. Hemos logrado la homologación, por parte del Ministerio de Trabajo, de un Acta Acuerdo y de un Convenio Colectivo en sendas universidades.

Hemos establecido mesas de negociaciones y los docentes han elegido  delegados en las principales universidades. En el periodo 2011-2014 se ha incrementado los cargos de delegados en un 90%. Todo ello certifica nuestro crecimiento, pero, sabemos que no es suficiente,  necesitamos mucho más y también ser muchos más, para que de este modo cambiemos la relación de fuerzas y así consigamos el anhelado Convenio Colectivo de Trabajo y el cambio de la Ley de Educación Superior, fruto del neoliberalismo de los 90.

Estamos de pie, dispuestos a seguir avanzando, a sostenernos en los escalones que fuimos construyendo, sabiendo también que la paciencia es una de las características de la esperanza y teniendo en claro que sólo mediante una concepción comunitaria y organizada podremos dar batalla. Tal como lo expresó nuestro Secretario General Mario Almirón: “Desde la perspectiva de la cultura -distinta a la de los mercaderes- no hay individuos sino comunidad. Una cultura entendida como matriz de vida dotada de significado y sentido. Una cultura basada en la humanidad (y no en los objetos) no considera a los profesores y maestros como meros “facilitadores” del proceso de enseñanza-aprendizaje sino como partícipes de una experiencia enriquecedora. Enseñar es también aprender. Siempre se aprende con otros…”

Abogamos por una Universidad que brinde la más alta calidad académica a sus alumnos y que la misma esté al servicio de un proyecto de País, donde la solidaridad y la justicia en el marco de lo comunitario, de una democracia real, sea el norte que guié todos los procesos educativos desde el nivel inicial hasta el universitario.

Sólo en un país donde se implementen estos valores de respeto a elementales derechos humanos, se podrá caminar con mayor rapidez al logro de un cambio en la Ley de Educación Superior, extensión del régimen previsional y la suscripción de un Convenio Colectivo que nos permita acceder a una grilla salarial tipo, salario mínimo, derechos sociales, una normativa clara con respecto a la carrera docente, la capacitación, la investigación, modalidad de la jornada laboral.

Estamos abiertos al diálogo, somos educadores, apasionados por nuestra vocación, responsables en nuestros reclamos. Tenemos la firmeza que nos da el saber de la justicia de nuestras aspiraciones. No cederemos ni un palmo por conseguir ser escuchados. Queremos sentarnos a negociar. Sólo los necios no negocian y es por ello, que apelamos a la razón de los directivos de las altas casas de estudio. Estamos en pleno siglo XXI, aunque muchas veces pareciera que tratamos con patronales que se solidificaron en las concepciones del siglo XIX.

Finalmente expresamos nuestro apoyo y  confianza a nuestro Secretario General del SADOP Nación, Cro Mario Almirón como también a la Cra. María Fernanda Benítez  Secretaria General de Capital Federal y le solicitamos que nos acompañen en esta lucha, por el momento desigual, contra los responsables y dueños de las instituciones educativas para defender mejor nuestros derechos y avanzar hacia el logro de las demoradas condiciones laborales que nos merecemos como trabajadores de la educación universitaria de gestión privada.

Comentá la nota