Alto acatamiento tiene el paro de transporte de larga distancia

Alto acatamiento tiene el paro de transporte de larga distancia
Un alto acatamiento tiene desde ayer el paro nacional de choferes del servicio de transporte de pasajeros de larga distancia, que decretó la Unión Tranviarios Automotor (UTA), en reclamo de una mejora salarial y laboral.

El delegado de UTA Necochea, Martín Domínguez le indicó a Ecos Diarios que “este paro está planteado hasta que la situación se solucione. Ni siquiera hablamos de tiempo indeterminado, ya que queremos una respuesta a las paritarias de larga distancia”, al tiempo que resaltó que “el acatamiento es total”.

Los reclamos

Al referirse a qué es lo que la UTA solicita con este paro, Domínguez explicó que “estamos pidiendo un 23 por ciento de aumento retroactivo a enero, para los trabajadores de larga distancia. Nosotros oportunamente habíamos acatado la conciliación obligatoria, por lo que ahora me parece que no podría haber”, y explicó además que “al mediodía hubo una reunión en Buenos Aires entre las Cámaras del Transporte, representantes del Ministerio de Trabajo, del Ministerio de Transporte y la UTA, pero igual se firmó el acta que el paro se iniciaba a la hora 14”.

El gremialista del transporte sostuvo que “en la Terminal de Omnibus hay una quietud total, ya que el acatamiento es total, por lo que no sale ningún servicio ni llega tampoco ninguno”.

Quietud en la terminal

Realizamos una recorrida por la Terminal de Omnibus, pudiendo constatar una inusual tranquilidad en el lugar, sin gente, sólo la presencia de los empleados de las boleterías y de la cabina de informes, pero sin actividad, ya que no había micros en las dársenas, ni para salir ni llegando, en virtud de esta medida de fuerza.

Consultado el empleado de la cabina de informes sobre el movimiento, sostuvo que “sólo llegaron unos micros que habían partido de los destinos antes de la hora 14, cuando fue declarado el paro, pero después no se ha registrado más movimiento porque ni llegan ni salen micros para ningún lado”.

Con respecto a la gente, si está enterada, explicó que “creo que en su mayoría está informada, porque el paro ha tenido bastante difusión, no obstante, hay gente que llama para cerciorarse de que ningún micro sale ni entra a la terminal”.

La gente lo entiende

Martín Domínguez sostuvo que “la gente en su mayoría está al tanto del paro y creo que esta vez nos entiende. Otras veces, en algún otro paro por ahí hay quienes se muestran un poco molestos, pero ahora la gente entiende cuál es la situación y reconoce que el reclamo es justo”.

Todos los servicios que parten desde la Terminal de Omnibus hacia diferentes puntos de la zona, la provincia y el país, se encuentran suspendidos, mientras tanto se extienda el paro que, según señaló Martín Domínguez, es “hasta que se le de una solución al problema”.

Actividad paralizada en la terminal

º Sólo empleados

En la Terminal de Omnibus se pudo constatar una inusual tranquilidad, sin gente, sólo la presencia de los empleados de las boleterías y de la cabina de informes, pero sin actividad, ya que no había micros en las dársenas, ni para salir ni llegando, en virtud de esta medida de fuerza.

º Servicios suspendidos

Todos los servicios que parten desde la Terminal de Omnibus hacia diferentes puntos de la zona, la provincia y el país, se encuentran suspendidos, mientras tanto se extienda el paro.

º La gente sabe

Con respecto a la gente, si está enterada, el empleado de la cabina de informes de la estación local, explicó que “creo que en su mayoría está informada, porque el paro ha tenido bastante difusión, no obstante, hay gente que llama para cerciorarse de que ningún micro sale ni entra a la terminal”.

Fracasó la negociación

También se supo que tras la medida de fuerza, que comenzó a regir a partir de la hora 14, hubo negociaciones, motorizadas por el Ministerio de Trabajo con los representantes gremiales de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la cámara que agrupa a los empresarios del sector, pero las mismas fracasaron, de manera “rotunda”, según se informó.

Desde el gremio se indicó que se mantendrán dispuestos a "dialogar en cualquier momento”, que sus dirigentes sean nuevamente convocados por la cartera laboral o las empresas, en la búsqueda de lograr un acuerdo que ponga fin al paro.

También se señaló desde la UTA, que en caso de continuar la huelga podría peligrar el traslado de los planteles de jugadores de fútbol a los estadios durante el fin de semana, cuando se jugará el superclásico entre Boca y River, debido a que se movilizan en micros de larga distancia desde los lugares de concentración.

Entre los reclamos que realiza la UTA, es la oposición a que los empresarios advirtieron que aplicarán la monoconducción, es decir, quitarán a un chofer de los micros.

En todo el país se adhieren al paro unos 22.000 choferes de larga distancia, habiéndose advertido que la huelga se extenderá hasta que la problemática sea totalmente resuelta.

Comentá la nota