Altolaguirre no renovará 60 contratos y los gremios ya advierten que habrá conflicto

Altolaguirre no renovará 60 contratos y los gremios ya advierten que habrá conflicto

La mayoría ingresaron durante el último año de la gestión de Larrañaga. Pero hay otros que llevaban más de 3 años como precarizados. También recortan horas extras y adicionales, y en la Radio Municipal queda solamente la mitad del personal. El SOEM dice que hay más de un centenar de personas que se quedan sin trabajo.

La novedad se conoció durante los últimos días y hoy explotó, cuando muchos de los afectados se enteraron sin ningún tipo de aviso previo que se quedaban sin trabajo. Entre los últimos días de 2015 y esta primera semana del año, la gestión que encabeza Leandro Altolaguirre tomó la decisión de no renovar, en principio, más de medio centenar de contratos en la Municipalidad de Santa Rosa como una forma de empezar a aplicar el “ajuste” en las cuentas municipales. También se anunció un recorte en las horas extras y adicionales en la mayoría de las áreas.

El intendente y algunos de sus secretarios se reunieron con representantes de SOEM, UPCN, ATE y algunos trabajadores. Allí, las autoridades manifestaron que son 60 los contratos que no se renovarán por enero y que luego serán evaludados.

Pero desde los gremios no salieron conformes. “Lo hicieron entre gallos y medianoche. Vamos a hacer una asamblea y ver los pasos a seguir”, dijo Gustavo Montiel, secretario general del SOEM. Aunque no lo dijo expresamente, lo que se avecina es un conflicto.

En el hall del edificio municipal hubo una ruidosa protesta de los trabajadores afectados, que resolvieron convocarse para mañana desde las 8 donde realizarán una protesta frente al despacho del intendente.

La mayoría de los contratos que no serán renovados fueron de personal que ingresó durante el último año de la gestión de Luis Larrañaga. Pero también hay trabajadores que llevaban más de 3 años como precarizados y por distintos motivos no ingresaron en el “paquete” de los que pasan a planta de acuerdo a la ordenanza que el Concejo Deliberante aprobó el año pasado.

Herencia

“No son 180 contratos, son sólo 60 contratados que estamos evaluando. La Municipalidad no los está echando, ellos son contratados mes a mes y nosotros no tenemos fondos para pagar. Son contratados siempre y cuando se necesiten, en este mes no los necesitamos por no tener el dinero para abonar los sueldos”, dijo Altolaguirre a algunos medios antes de la reunión.

Descargó responsabilidades en la gestión anterior, advirtiendo que “Luis Larrañaga nos dejo un municipio sin nada, no tenemos dinero para abonar y no le podemos dar respuestas a los vecinos si tenemos 2.000 empleados en la Municipalidad”.

“Un empleado que esta contratado mes a mes, no es un empleado a sueldo mensual, a los empleados 247 no se les toco nada. Lo vamos a analizar, hoy no tenemos plata ni para pagar los contratos y no son 180”, remarcó.

Afuera

Desde el el gremio que nuclea a los empleados municipales hablan de que en todo el ámbito del municipio no se renovaron entre 100 y 180 contratos. Los únicos que siguen son los que, según la ordenanza del año pasado, pasarán a planta permanente. Y se quejan de que el intendente no cumplió con el compromiso de no recortar por el lado de los trabajadores. “Nos dijo que era por enero”, aseguró Montiel.

El ajuste en el área de la Secretaría de Cultura, por ejemplo, alcanza a más de 20 trabajadores entre quienes cumplían funciones como talleristas y la mitad del plantel estable de la Radio Municipal, donde de seis personas quedarán tres. Todos ingresaron entre fines de 2014 y durante los meses de 2015, varios incluso durante la gestión de Sergio De Matteo al frente de la secretaría.

Ahora, la decisión tomada conjuntamente entre Altolaguirre y los secretarios Luis Evangelista (Hacienda) y Gabriel Gregoire (Cultura) barrió con lo que ellos consideran contratos “políticos”.

La situación de la radio es ahora toda una incógnita, ya que además de los tres empleados que quedan (dos son contratos) el resto del personal que cubre la programación son empleados de otras áreas que por arreglos “particulares” conducen distintos espacios.

Sin extras ni

adicionales

La otra decisión en función del ajuste, es autorizar las horas extras y los adicionales solamente en el área de Obras Públicas. El resto del personal cumplirá su horario a reglamento.

Montiel, ayer por la mañana, dijo que les habían informado de entre 100 y 180 contratos no renovados. “Le pedimos a Altolaguirre que reviera la situación, él nos dijo que es por enero. Si empezamos el año con un ajuste, es dejar un montón de familias en la calle. Y con todas las medidas que ha tomado el Gobierno nacional, es ajustar por el lado de los trabajadores”, advirtió.

De todas maneras indicó que la decisión era “en algunos lugares entendible”, pero insistió que “echar a 180 compañeros no estaba en los planes de nadie”. “Son contratos de 2015, y algunos de 2014. Los únicos que quedan son los que quedaban en la ordenanza para entrar a planta permanente”, agregó.

Comentá la nota