ATE amenaza con cortar Samoré

ATE amenaza con cortar Samoré
Tras la jornada de protesta de ayer, con ocho piquetes en la provincia, anunciaron que intensificarán las medidas de fuerza. Analizarán interrumpir el envío de combustible a Chile.
Sin amedrentarse ante la posibilidad de desalojo, los trabajadores del Estado nucleados en ATE desarrollaron ayer una intensa jornada de reclamos con ocho cortes de ruta en toda la provincia y cientos de afiliados en la calle.

La medida se desarrolló de 10 a 14 en el puente carretero que une Neuquén con Cipolletti, y en el interior de la provincia en Arroyito, Cutral Co, Zapala, Junín de los Andes, Loncopué, Chos Malal, y San Patricio del Chañar. No se registraron incidentes; sin embargo, fue notorio el malestar de la gente que se vio afectada por la medida.

El lunes, en plenario general, ATE resolverá nuevas medidas de fuerza que podrían involucrar el corte del paso internacional Samoré.

“Se van a recrudecer las medidas. Puede ser el corte del paso Samoré, el corte en Villa La Angostura. También puede ser una alternativa bloquear el traslado de combustible y gas a Chile. Vamos a ir discutiendo y resolviendo con los trabajadores”, dijo el secretario general del gremio, Carlos Quintriqueo.

El gremio desconoce el llamado del Ejecutivo para darle continuidad a la mesa general de diálogo propuesta para el primero de octubre.

“No tiene validez. No nos vamos a sentar a esperar ese día. Nos vamos a sentar seguramente en la ruta en edificios públicos ejerciendo el derecho a huelga hasta las últimas consecuencias o hasta que exista celeridad en la discusión”, indicó Quintriqueo.

Ayer los cortes se desarrollaron con distintas modalidades. En la Confluencia se levantaron las barreras en el puente carretero, donde se dejó una mano por lado para que circule el tránsito, y se entregaron folletos informativos.

Agentes viales informaron que todo ocurrió con normalidad y sólo se produjeron demoras y congestión en el tránsito.

Administraciones del Estado como el sector Salud, la Subsecretaría de Trabajo y la Dirección de Libertad Asistida se hicieron presentes junto a partidos de izquierda y los ceramistas que acompañaron el reclamo.

“Creemos necesario que la comunidad entienda y se informe de que el que miente es el gobernador, ya que las actas firmadas indican que la negociación salarial tenía que ser a partir de julio y no lo han hecho así. Convocar al primero de octubre es una tomada de pelo y provocación”, dijo Juan Millapán, delegado general de la junta interna de ATE en el Castro Rendón.

En relación a las declaraciones del intendente de la ciudad, Horacio Quiroga, quien aseguró que si tuviera el poder de la Policía los cortes no se producirían, Millapán manifestó que es lamentable escuchar eso de alguien que quiere ser candidato a gobernador.

“Esto no le hace bien a los trabajadores. Lo que debería hacer es ponerse en contacto con el gobernador para que cumpla con lo firmado. Nosotros no queremos perjudicar a la ciudadanía. Si cada uno cumpliera con lo que dice, no estaríamos hoy acá”.

Arroyito

Uno de los cortes más importantes fue en el puente de Arroyito, dada la enorme cantidad de tránsito que circula por ese tramo de la Ruta Nacional 22. Kilómetros de autos, camiones y colectivos quedaron apostados sobre el camino. El lugar convocó a la mayor cantidad de trabajadores y a los máximos referentes de la conducción de ATE y la CTA.

La modalidad de la protesta fue levantar el piquete por diez minutos cada una hora para que circulara el tránsito. Aunque las colas eran tan largas que en algunos casos las personas no pudieron pasar y esperaron hasta dos horas para seguir camino.

“El Gobierno tiene que tomar lectura de lo que está sucediendo. No somos un grupo de 20 trabajadores sino miles que salen a manifestarse en contra de la convocatoria para el primero de octubre. Queremos resolver no sólo lo salarial sino las mesas técnicas y actas incumplidas”, señaló Quintriqueo.

En Arroyito, la Policía se hizo presente para constatar que se estaba configurando un delito por el corte de ruta.

“Es delito para ellos porque no hay jurisprudencia sobre reclamos justos de los trabajadores”, expresó el gremialista.

En relación al pedido de paciencia y prudencia del ministro de Seguridad, Gabriel Gastaminza, el referente de ATE manifestó: “Cuando se habla con un salario no inferior a los 20 mil pesos es fácil tener paciencia. Acá hay trabajadores que no llegan a los 2.800 pesos. Hay que ponerse en la piel de ese trabajador para entender lo que se pide”.

UPCN también se movilizó y realizó un paro por 24 horas. Además, hizo un acampe y olla popular frente al municipio capitalino.

Comentá la nota