ATE amenaza con pasar Navidad frente a la casa de Buzzi

ATE amenaza con pasar Navidad frente a la casa de Buzzi
Las protestas de los estatales van adquiriendo nuevas modalidades en Chubut a la hora de reclamar un adicional compensatorio de 4.000 pesos. Mientras en Rawson “brindaron” con pan y agua en la Legislatura, en Comodoro un grupo no descarta pasar Nochebuena frente a la casa particular del gobernador en Km 3.
Miriam Acosta, secretaria general de la delegación local de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), informó que esperan una respuesta del Gobierno provincial al pedido de pago del bono de fin de año. En este marco hoy a las 12 se realizará una concentración y panfleteada en la plaza de la Escuela 83. Cabe recordar que la semana pasada trabajadores de ATE se reunieron con ministros provinciales en Petrominera para buscar alternativas.

Acosta dijo que tras ese encuentro “quedó una puerta abierta, ya que el gobierno entendió que el reclamo que nosotros hacemos del bono navideño hace referencia a que realicen un esfuerzo para las categorías más bajas y para los compañeros que trabajan en Comodoro Rivadavia”.

La sindicalista recordó que el planteo es que el bono -desde su perspectiva- debe servir “para paliar nuestros magros sueldos y la situación en las que está cada uno de los sectores que comprende a ATE, los trabajadores del Estado que sostenemos las instituciones de la provincia que vemos afectadas las condiciones laborales”.

PAN Y AGUA

En tanto la conducción provincial de ATE convocó a los trabajadores a brindar con pan y agua frente a la Legislatura durante la sesión, ayer a la tarde. De la medida también participaron representantes de los centros de jubilados, que además piden que no se realicen incrementos salariales no remunerativos por el impacto negativo que tiene sobre las finanzas de la obra social SEROS.

La titular del Centro de Jubilados de ATE de la provincia, Hilda Fredes, indicó que “venimos planteando que no se discuta más en paritarias salarios en negro. Hoy lo urgente es reponer en los jubilados un monto de 4.000 pesos. Este incremento tiene que salir de la deuda que tiene el gobierno con el Instituto de Seguridad Social y Seguros”.

El reclamo se concretó con el apoyo de la conducción provincial de la CTA, que además anunció su adhesión a la movilización general que se realizará mañana en todo el país, junto con la CGT.

Claudia Barrionuevo, secretaria gremial de ATE, argumentó que “este año hemos tenido una importante pérdida del poder adquisitivo del salario y es necesario que el Gobierno haga una evaluación y reconozca que los trabajadores de la provincia están pasando necesidades básicas”.

Luego cuestionó los aumentos “que se quiere dar a la planta política, donde están diciendo que ya no queda plata en el presupuesto, pero se otorga un aumento a partir del mes de noviembre, cuando hay mucha gente que no ha tenido aumentos de más de 100 o 125 pesos”

Comentá la nota