Amenazan con extender a todo el país el bloqueo a los puertos

Amenazan con extender a todo el país el bloqueo a los puertos
Por ahora, la medida en reclamo de la fijación de tarifas sólo afecta a Buenos Aires.
Termina la semana y sigue el bloqueo para la carga y descarga de cereales y derivados en los puertos de la provincia de Buenos Aires. La medida de fuerza, que podría extenderse a otras provincias, es impulsada por la Federación de Transportistas Argentinos, FETRA, que nuclea a pequeños y medianos empresarios del transporte y reclama la fijación de una tarifa sostén y obligatoria en todo el territorio bonaerense.

El planteo, que cuenta con el aval del sindicato de Choferes de Camiones que lidera el jefe de la CGT, Hugo Moyano , lleva ya varios meses y en agosto pasado paralizó la actividad en las estaciones marítimas y fluviales bonaerenses durante tres días.

En aquel momento, en plena temporada de embarques de la cosecha gruesa de maíz y soja, el gobierno provincial, a través de la secretaría de Transportes, se comprometió a analizar el pedido. Convocó a todas las partes involucradas, desde los exportadores y acopiadores, hasta los transportistas y productores, pero las gestiones no avanzaron.

Desde el martes, los puertos de Quequén, Ramallo y Bahía Blanca, amanecieron con piquetes en los accesos a los sitios de espera.

En este último caso, un puñado de conductores bloquea con vehículos la entrada y salida de unidades a la playa de estacionamiento ubicada en la intersección de las rutas nacionales 3 y 252, a cinco kilómetros del puerto de Ingeniero White, donde la actividad se limita desde hace cuatro días, al movimiento en los muelles de combustibles.

“Hasta que no firmen en La Plata, una tarifa que se respete en toda la provincia no nos vamos de acá ” ratificó a Clarín Aristóbulo Berdini, de la Asociación de Transportistas Autoconvocados. Dijo que la reunión realizada el jueves en el gobierno provincial, donde no hubo respuestas de los funcionarios, sólo sirvió para endurecer el reclamo. “Estamos en situación de emergencia, con un parque automotor que en un 65% por ciento tiene un promedio de vida de uso de 25 a 30 años y eso es por el atraso en la tarifa” agregó el vocero.

En el sector, hoy rige el acuerdo entre partes y voluntario, pero a valores de 2010 y con un retraso del 30 por ciento.

“Los productores, al entregar el cereal, pagan la tarifa actualizada, pero a los choferes esa cifra no les llega. Entonces, ¿quién se la queda?”, se preguntó Berdini, apuntando hacia los intermediarios del negocio granario.

Fuentes del puerto bahiense minimizaron el impacto del bloqueo y afirmaron que las exportadoras cuentan con reservas para afrontar los embarques comprometidos. Sin embargo, de las siete terminales cerealeras, sólo Toepfer y Oleaginosa Moreno, registraron movimientos esta semana.

Beatriz Allan, de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, advirtió que si la protesta persiste, los efectos negativos se incrementarán a partir de comienzos de la próxima semana.

De los ocho buques que se anuncian para los siguientes días, seis deben embarcar porotos de soja con destino a China. Además, desde este lunes, la protesta podría extenderse también a otras ramas del transporte, incluido el internacional, según advirtieron los transportistas.

Comentá la nota