Amenazan con piquetes y cortes en todo el país en el paro de mañana

Amenazan con piquetes y cortes en todo el país en el paro de mañana
En su primera medida de este calibre contra el kirchnerismo, Moyano apuesta, junto con la CTA de Pablo Micheli, a paralizar toda la actividad
Desde que el kirchnerismo llegó a la Casa Rosada, Hugo Moyano jamás había cruzado la frontera de convocar a un paro nacional al frente de la CGT. Sí lo había hecho en soledad, amparado por el vigor de los camioneros, el sindicato más poderoso y más beneficiado por las medidas oficiales a partir de 2003.

Para Moyano, la huelga que hará mañana junto a la CTA, de Pablo Micheli, será un desafío: intentará comprobar si su fortaleza alcanza para paralizar el país, como él mismo se jacta. Necesita demostrar que, a pesar de la división de la CGT y del desgranamiento de su poder, sigue en condiciones de provocarle un dolor de cabeza al Gobierno.

Por eso, junto a la Federación Agraria, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa, los otros aliados de la movilización de mañana, Moyano y Micheli apuestan al impacto que podrían tener los cortes y piquetes en todo el territorio nacional. Por eso, se espera un día complicado, sobre todo en la Capital Federal, donde hay una amenaza de bloqueos en los accesos a la ciudad, en Retiro y en Constitución. Luego, por la tarde, habrá una movilización a la Plaza de Mayo, en la que no participará la CGT de Moyano.

Como los gremios oficialistas no participarán, hay muchos sectores clave, entre ellos gran parte del transporte público, que no se sumarán a la protesta. Pero los organizadores de la huelga ya han anticipado que habrá cortes de rutas, vías y calles, para que el flujo de tránsito y trenes se vea entorpecido.

Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria, se ilusionó incluso con lograr un impacto similar al que consiguieron las entidades agropecuarias durante la crisis del campo, en 2008.

El pragmatismo gremial empujó a Moyano a cerrar acuerdos no sólo con el bastión disidente de la CTA de Micheli, sino también con la CGT Azul y Blanca, que encabeza Luis Barrionuevo, uno de los grandes adversarios que tuvo el jefe camionero durante los últimos cuatro años. Moyano y Barrionuevo podrían escenificar hoy su acercamiento con una foto en la sede de Azopardo.

Al paro también adhirieron los cuerpos de delegados de algunos gremios cuyas cúpulas están alineadas con el Gobierno. Estos focos de rebeldía surgieron en Alimentación, la Unión Ferroviaria, los colectiveros de UTA, y en algunas seccionales de Luz y Fuerza y de los mecánicos del Smata. Aunque la CGT que conduce Antonio Caló ya anticipó que no participará de la protesta, comparte muchas de las demandas que plantean los gremios opositores (de lo que se informa por separado).

El propio Moyano apuntó, en ese sentido, en declaraciones que brindó por radio. "[La huelga] va a tener una adhesión importante porque hemos tenido contactos con muchos sectores de la sociedad, más allá de los trabajadores; inclusive, con sectores de trabajadores cuyo secretario general o cuya organización gremial está en otro sector del movimiento obrero", destacó el camionero.

Las centrales opositoras unirán sus voces de protesta para exigir la universalización de las asignaciones familiares y el pago de la deuda que mantiene el Estado con las obras sociales sindicales; pedirán eliminar el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias para todos los empleados bajo convenio y solicitarán "un aumento de emergencia" para los jubilados.

Se agregó al listado de demandas la solicitud de una suma fija de 4000 pesos como "compensación del impuesto al trabajo" y que el Gobierno reconozca que la inflación es superior a la que calcula mensualmente el Indec.

"El reclamo de Moyano es válido y lo compartimos. Pero nosotros entendemos la situación económica del país", dijo el líder de UTA, Roberto Fernández, hombre de la CGT afín al Gobierno. El petrolero Alberto Roberti también se diferenció del camionero: "Nosotros presionamos en los despachos y no pretendemos ganar la calle".

La CTA fue la verdadera impulsora del paro de mañana. Fue Micheli, en definitiva, el que empujó con su oratoria a Moyano a decidirse por la medida. Todo surgió en una marcha a la Plaza de Mayo, junto con el moyanismo más puro, el 10 de octubre pasado.

"No se va a mover una pluma en todo el país", desafió Micheli. Y recomendó a la gente no salir a la calle, salvo que sea para asistir a la movilización de protesta que prepara la CTA y los estatales de ATE en la Casa Rosada. Ni la CGT de Moyano ni de la Barrionuevo participarán de la marcha, una decisión que generó cortocircuitos entre los flamantes aliados.

"Habrá 100 cortes de rutas, puentes y vías", alertó Micheli. Una amenaza similar lanzaron Eduardo Buzzi (Federación Agraria) y el ferroviario Rubén "Pollo" Sobrero, de la línea Sarmiento.

Dos ferroviarios que juegan con el Gobierno advirtieron a LA NACION que, de producirse cortes de vías, seguramente intervendrá la Justicia porque es un delito federal. Podría haber un desalojo. Gremialistas, funcionarios, policías y jueces cruzaron llamadas y analizaron posibles escenarios. El foco de tensión está encendido.

Para colaborar con el estado de caos, los camioneros podrían bloquear los principales accesos a la Capital Federal. La posibilidad no fue descartada por un ladero de Pablo Moyano, el número dos del sindicato. Será fuerte la presión para que el acatamiento a la huelga sea alto.

La economía argentina se mueve casi en su totalidad por tierra. Los productos llegan a su lugar de consumo en camión. "Trasladamos desde la basura hasta el dinero", suele decir Moyano. Y su poder de influencia se extiende.

Mañana contará con el numeroso aporte de los estatales de ATE, que paralizarán 700 municipios y hospitales públicos. No habrá bancos y el transporte público se verá afectado, a pesar de que los grandes gremios del sector están hoy distanciados del jefe camionero. Habrá cese de actividades en los puertos y los vuelos de cabotaje casi no surcarán los cielos (de lo que se informa por separado).

Intentará Moyano que parte del país baje sus persianas en señal en protesta. Su objetivo es que el mensaje llegue claro a la presidenta Cristina Kirchner.

Así lo dejó en claro ayer, cuando dijo: "La soberbia que tiene la desborda más porque no puede aceptar que alguien le haga un reclamo de la forma que lo estamos haciendo nosotros o cualquier otro sector de la sociedad".

Y después agregó: "Con cada discurso que hace la Presidenta, aprovecha para agredir y ningunear . Eso es lo que hace que la gente acumule más bronca".

UNA ALIANZA A PRUEBA

Después de muchos años enfrentados, Micheli y Moyano ahora se unen contra el Gobierno

TRANSPORTE AÉREO

Paros y demoras

No saldrán los vuelos de cabotaje de Aerolíneas Argentinas, Austral, LAN, Sol y Andes. Adhieren los pilotos, técnicos y personal jerárquico. Los vuelos internacionales partirán con demoras

RECOLECCIÓN DE RESIDUOS

Paro total

Este servicio se verá afectado porque depende de Camioneros. El gobierno porteño solicitó a los vecinos no sacar los residuos a la calle ni hoy ni mañana

SUBTERRÁNEOS

Adhesión parcial

La cúpula de los metrodelegados está alineada con el kirchnerismo, por lo que no se sumará. Pero hay otro sector que podría adherir: se trata de aquellos que comulgan con la izquierda y que encabeza Della Carbonara

FERROCARRIL

Demoras y paros

No funcionará la línea Sarmiento. Habrá demoras en el resto de los servicios porque está previsto el corte de vías. El gremio de los señaleros también se sumará al paro

BANCOS

Paro general

No habrá bancos en todo el país por el paro general. Camioneros también paralizará el transporte de caudales, tal como hará con el abastecimiento a los supermercados

COLECTIVOS

Adhesión parcial

Si bien los colectiveros de la UTA no adhieren, la línea 60 se plegaría al paro. El resto de las líneas podrían tener problemas porque habrá cortes de calles y bloqueos en las terminales

COMBUSTIBLES

Sin servicio

No funcionarán las estaciones de servicio para cargar combustible. Podría afectarse el suministro de gas en el Sur, ya que adhiere el sindicato de Gas y Petróleo

HOSPITALES PÚBLICOS

Alto acatamiento

Los hospitales públicos en los que ATE tenga influencia no trabajarán. Tampoco habrá actividades en 700 municipalidades del país

DIXIT

HUGO MOYANO

Jefe de la CGT antikirchnerista

"La soberbia de la Presidenta la desborda"

PABLO MICHELI

Titular de la CTA opositora

"El Gobierno no dio respuesta a los reclamos en casi dos años".

Del editor: qué significa.

Moyano busca suplir su pérdida de capacidad de movilización con cortes y piquetes. Quiere demostrarle al Gobierno que aún es capaz de complicarlo.

Comentá la nota