AMEP: denuncian "desaparición" de dinero

El presidente amplió su denuncia en la Justicia y complicó más a la exgerenta general. Ya había denunciado que le falsificaron la firma en 16 cheques. Ahora dijo que se utilizaron 18 mil pesos para compras personales. Y que faltan 25 mil pesos de un cheque.

Tal como lo había anunciado, el presidente de la Asociación Mutual de Empleados Provinciales (AMEP), Marcelo Lorenzi, amplió ayer su denuncia en la Fiscalía de Rawson por los desmanejos ocurridos entre diciembre del año pasado y febrero de este año, cuando debió ausentarse por problemas de salud.

En esta nueva denuncia, Lorenzi carga las tintas contra la exgerenta general de la mutual, Angélica Kanjer, a quien responsabiliza de compras para beneficio particular con dinero de la mutual; el ingreso indebido de personal; el pago de servicios no prestados a través de recibos falsos; y la virtual “desaparición” de fondos, entre otras acusaciones.

Lorenzi explicó en su presentación en la Justicia que esta ampliación se basó en “los hechos que han llegado a mi conocimiento tras el exhaustivo análisis de la Junta Fiscalizadora”, de AMEP.

“De acuerdo a la información y documentación obtenida, se constató la contratación de seis personas, que fueron dadas de alta en el sistema de la AFIP el 13/02/2013 en cargos permanentes”, dice Lorenzi en el escrito.

Y agrega: “Según la Junta Fiscalizadora, tanto los agentes incorporados como aquellos que realizan reclamos laborales sostienen que habría sido la gerente general quien los entrevistara y autorizara dichos ingresos, habiendo la misma permitido y facilitado la permanencia de aquellas personas como empleados de la mutual en claro exceso de sus funciones”.

En otro tramo de su denuncia, Lorenzi acusa a Kanjer de “compras en beneficio personal” utilizando el patrimonio social de AMEP. Según relata, la mutual posee una cuenta corriente en un supermercado capitalino en donde “la Junta Fiscalizadora ha podido constatar la adquisición de bienes que nada tienen que ver con el funcionamiento y los servicios que esta Mutual debe prestar.” Y detalla que en la denuncia se incluyen los tickets de compra de “queso azul, toallas femeninas, champaña, fernet, cortes de carne premiun, como asado con hueso, lomo, además de salamines, cerveza o vinos de primera marca (Rutini)”, dice el escrito.

“Por lo que se ha colectado hasta la fecha el monto total de las compras efectuadas con patrimonio de la mutual en beneficio particular asciende a la suma de $ 18.814,46”.

Más adelante, habla de la existencia de órdenes de pago por $24.000 a favor del una persona en concepto de pago por los servicios de “mantenimiento, control y backup en el sistema y red informática”. Según Lorenzi, “resulta ser un sujeto que jamás fue visto en la sede de la mutual, ni en ninguna de sus delegaciones.”

Para el final de la ampliación de la denuncia deja un tema más que espinoso: la “desaparición” de fondos de la mutual. Allí se refiere a “una orden de pago por la cual se hizo entrega al señor Raúl Morón (vocal) de dos cheques por la suma total de $ 98.828,41 para afrontar pagos con el Banco del Sol. Si bien la Junta Fiscalizadora no pudo hallar antecedentes que expliquen esta operatoria y que permitan dilucidar a que concepto deben acreditarse los pagos intentados, si pudo constatar la existencia de sólo una constancia de depósito bancario a favor de la entidad mencionada por la mitad de la suma retirada, es decir de $ 46.414,21”, detalla la denuncia.

Según Lorenzi, si bien la mutual extendió dos cheques por $ 46.414,21, sólo los fondos de uno de ellos fue al Banco del Sol: “El otro, literalmente, desapareció tras ser cobrado, con lo cual el dinero salió de las arcas, ignorándose el destino. lo cual entendemos deberá ser objeto de investigación”, concluye la denuncia.

Comentá la nota