Amsafe aceptó "con disconformidad" la oferta provincial de 21% de suba

La suba será en dos cuotas, además de 750 pesos en negro para compra de materiales. Los docentes esperan que la discusión se reabra en julio para paliar el escape inflacionario, ante la valorización de los salarios.
Varias semanas de negociación, muchos días de paro en las escuelas de toda la provincia, llegaron anoche a un final esperado, cuando la asamblea general de la Asociación de Magisterio de Santa Fe, aceptó las condiciones paritarias ofrecidas por el Gobierno provincial.

Sin demasiados avances desde la primera propuesta, el cierre del acuerdo quedó en 18 por ciento de aumento para los salarios de marzo y tres puntos más en julio, sumados a 600 pesos que se entregarán por única vez para la compra de material didáctico; y 150 pesos más, también de única entrega, para la compra de lo que sería ropa de trabajo, en este caso, los guardapolvos.

Habiéndose determinado la suspensión de medidas de fuerza que la semana entrante iban a ser de 72 horas, la asamblea de anoche arribó a la decisión, luego de contrastar las 19 votaciones realizadas por distrito, donde la amplia mayoría definió positivamente la aceptación de lo propuesto.

"En el encuentro se hizo lectura del mandato donde se deja claro que se acepta la propuesta, pero con disconformidad, pero es una manera de llegar a ver qué pasa en julio, hasta cuando se exige que haya un monitoreo sobre lo que vaya ocurriendo tanto con la inflación, como con los salarios", señaló la titular de la gremial en el Departamento Castellanos, Ana Minetti.

Desde esta región se había dado el visto bueno a este acuerdo, sobre el cual Minetti remarca que no encuentran aspectos positivos, ya que "es la misma propuesta que se había rechazado al inicio de la negociación". El punto más fuerte está en los 150 pesos en negro que en el mes de mayo, con lo cual se demuestra la falta de incentivos con los que los maestros cierran esta primera etapa de confrontación con el Gobierno para el primer semestre del año.

Otro aspecto favorable, es que "los seis días de paro que ya se habían descontado se van a devolver, supuestamente, en forma complementaria en abril, ya que el descuento ya va a venir en las liquidaciones de marzo", manifestó a este Diario la dirigente.

La aceptación también incluye la apertura de la discusión de la implementación del cambio curricular en la escuela secundaria para garantizar la estabilidad laboral de los docentes y sus derechos adquiridos en cuanto a las condiciones laborales; y la revisación de contenidos de las diferentes disciplinas involucradas en la reforma. Convocar en 10 días a un ámbito de discusión específico a fin de solucionar la reincorporación de los 7 integrantes del equipo socioeducativo de la Reg. VI que fueran despedidos.Tratamiento integral de la problemática de las escuelas rurales en sus diferentes niveles y modalidades. Implementación de la Ley de Educación Técnico profesional en la provincia.

Los pasos burocráticos son sencillos a partir de esta respuesta positiva, ya que el lunes se entregará la moción y resolución de la asamblea en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, para que continúe su curso interno y puesta en funcionamiento.

Ana Minetti explicó finalmente que "todo el manoseo que este tema tuvo y todo lo surgido, hizo que los maestros de alguna manera llegáramos a hacer un alto en las medidas de fuerza, para seguir discutiendo en julio, comparando la inflación y los sueldos; y es lo que esperamos que ocurra".

Comentá la nota