Amsafé Rosario insiste y quiere volver a parar

Este martes los docentes nucleados en la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) definirán si aceptan o no la propuesta de aumento salarial que hizo el Ministerio de Educación provincial.
Si bien hasta mañana a la tarde los maestros de Rosario podrán votar en las escuelas, desde la comisión directiva local del sindicato ya se rechazó la oferta y se baraja realizar dos paros de 48 horas cada uno: el primero para esta semana y el segundo durante la próxima.

Hasta mañana a las 19, los docentes rosarinos podrán votar por el sí o el no a la propuesta de aumento de salario.

La Casa Gris ofreció un incremento del 5,5 por ciento más una suma remunerativa de 300 pesos en tres cuotas que implica una suba de bolsillo de 210 pesos para el maestro inicial.

Diferencias. A pesar de que en Rosario la idea es parar (deberá ser avalado por una asamblea provincial), en Santa Fe no piensan lo mismo. Por eso la asamblea general del martes será clave.

La secretaria general del gremio, Sonia Alesso, ya manifestó que la oferta oficial “mejora el sueldo porque adelanta la política salarial de diciembre, otorga un aumento remunerativo y bonificable y da una suma fija de 300 pesos pagadera en tres veces”, y dijo que “respeta la escala jerárquica y la antigüedad”. En tanto, la conducción rosarina adelantó que evaluaba como “insuficiente” el ofrecimiento.

El portavoz de Amsafé Rosario, Diego Mattos, consideró que “la oferta de 100 pesos por mes, y en negro es regresiva”, y “no se adapta a las necesidades en este marco inflacionario que atraviesa el país”.

El dirigente aseguró que “es fundamental tratar la cuestión de la jubilación, que estamos reclamando y el ministerio nunca armó una comisión de estudio del tema ni hizo el esfuerzo por discutir el problema”.

El martes que viene será la asamblea provincial de maestros y allí se sabrá cuál es la última palabra.

Más reclamos. La delegación local ya mostró ampliamente su descontento ante la propuesta oficial con una movilización convocada el jueves pasado y un paro que dejó a los alumnos del 90 por ciento de las escuelas públicas rosarinas sin clases entre las 10 y las 14.

“El gobierno de Santa Fe tiene las condiciones para responder a nuestro reclamo salarial”, insistió el delegado local de Amsafé, Daniel Couselo en el acto que convocó a algo menos de 200 docentes en la plaza San Martín, junto con la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

Ese paro había sido definido por un cuarto de los maestros que trabajan en Rosario

Comentá la nota