“Se analizarán distintas medidas”

“Se analizarán distintas medidas”
Tras el aumento salarial del 22 por ciento otorgado por el Gobierno, que oficiará como piso para las paritarias locales, la titular de Ctera, Stella Maldonado, dijo que el gremio decidirá sus próximos pasos el sábado. Avanzan las negociaciones provinciales.

Los gremios docentes salieron a manifestar su rechazo al aumento salarial con que el Gobierno clausuró las paritarias nacionales. La secretaria general de Ctera, Stella Maldonado, aseguró ayer que fue “un grave error” cerrar las negociaciones con un incremento del 22 por ciento en tres tramos y adelantó que el sábado 23 el sindicato de maestros analizará en un congreso las medidas a seguir. En ese estado de situación, mientras esta semana se retomarán las paritarias en las diferentes jurisdicciones, los maestros de Jujuy, Misiones y Santa Cruz adelantaron que exigirán incrementos de entre el “25 y 50 por ciento”.

“La última propuesta ha sido rechazada y en caso de que no haya ningún tipo de modificación se analizarán distintos tipos de medidas”, advirtió Maldonado, que puso en duda el normal inicio de clases previsto para el 25 de febrero. La dirigente de Ctera dio a entender que los docentes expresarán su desacuerdo con el final de la negociación, aunque señaló que el gremio decidirá los pasos a seguir durante el congreso que compartirán el próximo sábado. “En función de todas las variables es que se analizará qué tipo de medidas, sus características y las fechas”, explicó. Y, en este sentido, recordó: “Hay que tener en cuenta que las clases no empiezan en todas las provincias el 25, en las escuelas secundarias empiezan una semana después, porque todavía están con exámenes”.

En cuanto al incremento otorgado el viernes por el Ejecutivo nacional, la dirigente consideró que “se está cometiendo un grave error, porque realmente no está a la altura de lo que se pretende alcanzar justamente como metas de ese plan educativo que se acaba de lanzar, que es muy bueno realmente y lo compartimos”. Para la sindicalista, el salario de los docentes “está retrasado”, remarcó.

El viernes pasado, el Ministerio de Educación ofreció aumentar los salarios docentes en un 22 por ciento y llevar el salario inicial a 3416 pesos (en diciembre, cuando se completen las tres cuotas previstas), como piso para todos los distritos del país. Ante la decisión oficial, los sindicatos decidieron firmar el acta paritaria en disidencia y retirarse a decidir los próximos pasos.

Entretanto, en varias provincias las discusiones ya están abiertas. En Santa Cruz, los maestros pedirán al gobierno de Daniel Peralta un incremento del 50 por ciento en el salario básico y exigirán a las autoridades locales que convoquen a paritarias antes del inicio de clases. De lo contrario, advirtieron, llevarán a cabo un paro. Los docentes patagónicos llegaron a decidir tal porcentaje el sábado, tras finalizar un congreso del gremio Adosac. En ese plenario resolvieron “solicitar un aumento al básico que hoy está en 1632 pesos a una suma que alcance a los 2400 pesos”, según dijo el secretario general del gremio, Pedro Cormack.

En Misiones se conocieron ayer dos posturas encontradas de los gremios docentes. Mientras la mayoría de los maestros de esa provincia acordó pedir un aumento del 25 por ciento, otros anticiparon la posibilidad de adoptar medidas de fuerza en demanda de un incremento del 30. Los docentes jujeños, por su lado, rechazaron la propuesta de la provincia, que ofreció un 18 por ciento de aumento, por considerarla “insuficiente”, y la Asociación de Educadores Provinciales (ADEP), que agrupa a los maestros que responden a Ctera, se manifestó “en estado de alerta y movilización”.

Comentá la nota