Ante la presión de Moyano, Ferraresi frenó la municipalización de la recolección de residuos

Prorrogó el contrato por 120 días. Después de diciembre volverá la guerra.

Hugo Moyano y Jorge Ferraresi acordaron una tregua hasta después de las elecciones, por la disputa de la recolección de residuos en Avellaneda.

El intendente, uno de los caciques más fuertes del kirchnerismo en la Tercera Sección, busca seguir los pasos de su par de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez, que el año pasado sacó a Covelia del medio y municipalizó el servicio.

Ferraresi había elogiado a Gutiérrez por su decisión y había augurado un destino similar para la recolección de basura en Avellaneda, para cuando terminara el contrato con la empresa Proactiva, que maneja la higiene urbana en este distrito.

La fecha llegó y el gobierno municipal ensayó un primer avance en ese sentido, pero los camioneros mostraron los dientes y ahora Ferraresi mandó a congelar la maniobra hasta después de las elecciones.

Hay millones de pesos y centenares de puestos de trabajo en juego, que Moyano busca mantener dentro del encuadre de su gremio. En Quilmes, Gutiérrez llegó lejos, encuadrando a los camioneros en el sindicato municipal, aunque manteniéndoles categoría, sueldos y antigüedad, entre otros jugosos beneficios que Moyano logró para los suyos.

En el fondo, lo que el Gobierno nacional busca es quitarle poder a Moyano en los municipios del conurbano bonaerense, donde por otro lado es cierto que para los intendentes representa un ahorro de dinero abismal para sus administraciones.

Los rumores de la municipalización de la basura en Avellaneda llegaron cuando a fines de mes el Concejo Deliberante aprobó un préstamo de la Provincia de cerca de 25 millones, destinado a la compra de camiones.

Ante este escenario, los camioneros hicieron lo que saben: demostrar su fuerza. En asambleas, elevaron "el alerta" y largaron una campaña en la calle con carteles en contra de la municipalización. 

Las tres partes, el gremio, los empresarios y el municipio mantuvieron una reunión en la sede local del Ministerio de Trabajo, donde se acordó el impasse y se comunicó la prórroga de 120 días para Proactiva. Después de diciembre volverá la guerra entre Ferraresi y Moyano.

"El 'Barba' Gutiérrez se va a convertir en un prócer de los intendentes. Nos ha dado una herramienta extraordinario que creo que va a repetirse en muchos municipios", había dicho el intendente de Avellaneda, preparando el terreno para lo que vendría.

En Tres de Febrero, Hugo Curto también le quitó el contrato a Covelia, aunque en su caso no contaba con la infraestructura necesaria para municipalizar el servicio y debió volver a hacer una licitación en un pasamanos que tampoco estuvo exento de irregularidades.

Comentá la nota