Ante la resistencia del STM crecen las chances de que los municipales cobren en dos veces

Ante la resistencia del STM crecen las chances de que los municipales cobren en dos veces

El gremio anticipó que denunciará la situación ante el ministerio de Trabajo. En el Ejecutivo dan por hecho que no dispondrán de recursos propios para pagar los haberes en término.

El Sindicato de Trabajadores Municipales espera que durante las próximas horas la gestión del intendente Carlos Arroyo defina si se cumplirá o no con el pago de los sueldos en término.

En el caso de que esto no suceda, el gremio adoptará medidas, una de las cuales consistirá en denunciar la situación ante el Ministerio de Trabajo para que el municipio explicite allí las razones de la demora.

Ante la escasez de recursos, el gobierno local ya anticipó que maneja la alternativa de pagar los haberes de manera desdoblada. Se barajan dos posibilidades. Una de ellas consiste en abonar los haberes más bajos este viernes para luego, cumplir con quienes perciben los sueldos más altos. La otra consiste en depositar en las cuentas de cada uno de los trabajadores una suma no mayor a los 10 ó 15 mil pesos.

Fuentes del Ejecutivo le indicaron a LA CAPITAL que el pago de sueldos de este mes insumirá unos 174 millones de pesos, sin contabilizar el costo de las cargas sociales.

Todo parece indicar que el próximo viernes, cuando llegue la fecha límite para efectuar el pago, la comuna no dispondrá de esa cifra.

Todo depende de cómo evolucione la recaudación y de que la Provincia cumpla con el pago de la coparticipación y del fondo de financiamiento educativo. Aún así la situación es incierta.

Existe además una notoria resistencia de la Secretaría de Economía y Hacienda para volver a utilizar la figura de giro al descubierto, lo que le permitiría a la comuna acceder a un préstamo de corto plazo para cubrir el faltante de dinero.

Ese instrumento fue utilizado durante toda la gestión del intendente Arroyo y en varias ocasiones por parte de la gestión del ex intendente Gustavo Pulti, en especial en el último tramo de 2015. Sin embargo ya se convirtió en demasiado cara.

Para conceder el giro al descubierto el Banco Provincia le aplica a la comuna una altísima tasa de interés, la cual está provocando que los niveles de déficit y de deuda estén creciendo a niveles inéditos.

Una manera de corregir este problema es para el secretario de Economía y Hacienda, Gustavo Schroeder, dejar de utilizar el descubierto y afrontar los compromisos del municipio sólo con el dinero disponible en caja. Desde esta perspectiva sólo se pagarán los compromisos cuando haya dinero.

Es una estrategia para tratar de sanear los números de una comuna cada vez más en rojo.

La gestión del intendente Carlos Arroyo no sólo recibió un municipio endeudado. También adoptó durante sus primeros meses, una serie de decisiones que empeoraron el panorama.

El presupuesto está desfinanciado no sólo por la deudas imputables a ejercicios anteriores. Los números de este año no cierran porque el Ejecutivo no aplicó hasta ahora ninguna medida razonable para contener el gasto y porque sus ingresos reales están en baja.

Por ambas cosas, cerca del despacho del intendente y en el Concejo Deliberante culpan abiertamente al ex secretario de Economía y Hacienda, José Reinaldo Cano. La magnitud de sus desaciertos son pieza de conversación cotidiana, no sólo en Mar del Plata, sino también en los despachos provinciales y nacionales por los que los funcionarios locales buscan por estas horas un nuevo salvavidas financiero.

Comentá la nota