Antes de irse, Miguel Arena pretende que la CGT tenga una lista de consenso

El oficialismo de la central gremial regional convoca a una reunión para proponer una conducción unificada. Arena, actual titular, adelanta que no ocupará ningún cargo. El Cesso aceptaría la invitación al diálogo. Pero todavía no quiere hablar de candidaturas.
"Fueron cuatro años muy duros, especialmente porque la política nos ha dividido". El 25 de julio terminará el mandato de Miguel Arena, a cargo de la delegación Regional Olavarría de la Confederación General del Trabajo (CGT). El dirigente reafirmó ayer su decisión de no postularse a un nuevo período y anticipó que tampoco aceptará ningún cargo en la próxima comisión. "Ya está. Es una decisión tomada. Voy a estar en la CGT como gremio adherido, pero no aceptaré ningún lugar en la lista", dijo quien sí continuará al frente del Sindicato de Vigilancia.

La conducción actual acaba de convocar a una reunión para el próximo lunes, en el Sindicato de Choferes de Camiones, donde buscarán delinear una lista de consenso. "Ese día vamos a estar todos sentados a la misma mesa y sería muy importante para el gremialismo de Olavarría que podamos lograr una conducción unificada, con la presencia de todos", declaró Arena haciendo referencia a los dirigentes que hoy están alejados de la CGT.

Asegura haber sentido el desgaste del cargo y, a punto de dejarlo, dice que "tal vez me hubiese ido antes, pero los muchachos me pidieron que siguiera" ¿Qué cansó a Arena? "Que se confunda la lucha gremial con lo político. Eso pasa bastante. Cuando uno no sabe utilizar las 62 Organizaciones, y juega en política, los grupos se dividen, y al dividirse los grupos hay internas y no se puede escapar de eso".

Una y otra vez, Arena remarcó que desea despedirse con un último logro, su ansiada "lista de consenso". Expresó que "sería un orgullo entregarle el mando a otro compañero, surgido del consenso generalizado". Sabe que "no será fácil", especialmente porque "estamos con un proceso electoral en puerta, y seguramente después del Mundial se van a largar todos muy fuerte". Aunque "muchas veces uno no quiera jugar, tampoco se puede esconder que en cada gremio todos reciben las líneas que le bajan desde arriba, que muchas veces le dicen jugá con tal o con cual".

Sin embargo, mantiene una mínima esperanza de alcanzar la unidad gremial local. "Si nos sentamos en una misma mesa y sabemos que están las 62 Organizaciones, que son nuestro brazo político, no vamos a tener problemas. El que quiera jugar en política, que juegue ahí", sintetizó.

Candidatos

Del total de 34 gremios locales enrolados en la CGT, como es de público conocimiento, los dirigentes alineados con la conducción de Arena apoyarían la moción de erigir a un joven dirigente (Lucas Newbery, del sindicato de playeros de estaciones de servicio) como nuevo líder de la agrupación. Sin embargo, tanto el Centro de Estudios Sociales y Sindicales (Cesso) liderado por el mercantil Miguel Santellán, como los gremios "independientes", no avalarían esa postura, y en la reunión del 28 podrían proponer a sus propios candidatos.

El oficialismo "arenista" confía en alcanzar 18 adhesiones, sobre un total de 34 gremios, cifra que le permitiría imponer sus condiciones. Pero el propio Arena insistió en que "lo que hay que hacer, en vez de querer imponer, es encontrar un líder que salga del consenso. De acá hasta el 25 de julio, cuando se termina mi mandato, tenemos tiempo suficiente para hablar y debatir. Espero que todos tengamos la inteligencia suficiente para poder llegar a un acuerdo que fortalezca al gremialismo de Olavarría".

En definitiva, Arena pretende que el próximo conductor de la central regional cuente con el respaldo generalizado que él sintió no haber tenido. "Las fracciones y las conducciones paralelas lo único que han hecho fue debilitarnos", subrayó. "Uno llama a la reflexión y recuerda que las 62 Organizaciones están para los gremialistas que quieran hacer política. Es una herramienta que no podemos desaprovechar, y que bien usada, serviría para terminar con las diferencias que se terminan generando a nivel interno", aseguró.

¿Cuál será la postura del Cesso ante la convocatoria? Anoche, Daniel Prestipino (Gráficos), integrante del espacio que tiene como principal referente a Santellán, dejó en claro la posición del grupo. "Decimos exactamente lo mismo que dijimos hace cuatro años. Vamos a ir a la reunión porque estamos dispuestos a acordar un programa de trabajo a largo plazo. Si nos ponemos de acuerdo en un trabajo serio para la CGT, seguramente los nombres después van a salir solos. Pero no hablamos de candidaturas antes de tiempo. Lo que queremos es debatir y acordar cómo va a trabajar la CGT de aquí en adelante", dijo a EL POPULAR.

A la hora del balance, después de cuatro años como líder cegetista regional, Arena no dudó en decir que fueron tiempos "muy duros y difíciles. Por eso voy a dar un paso al costado". Dijo que "algunos gremios me están presionando, intentando convencerme para que siga en algún lugar de la nueva lista. Pero ya les dije que no, y no me voy a mover de esa posición. Es una decisión tomada. Seguiré en la CGT como gremio adherido, pero no quiero ningún puesto".

"Terminar el mandato después de tantas dificultades es algo muy positivo. Por eso, lo que más espero es poder despedirme y que el gremialismo se junte y salga una lista de consenso", repitió. "Y si no sale, si no tenemos la inteligencia de llegar a un acuerdo, votaremos para elegir. Pero espero que no sea necesario llegar a ese paso".

Comentá la nota