Antes del plan de lucha, Moyano se reúne con empresarios y con Binner

Junto con Barrionuevo, expondrá los motivos por los que convocaría a una protesta en marzo
El tándem que formaron Hugo Moyano y Luis Barrionuevo avanzará con su ronda de encuentros con actores políticos y empresarios para advertir sobre "las dificultades que atraviesa el país". Tras haber estado con Mauricio Macri, la cúpula del sindicalismo opositor se reunirá mañana, en la Sociedad Rural, con 29 cámaras empresarias, entre ellas las entidades de la Mesa de Enlace agropecuaria y la Unión Industrial. La agenda continuará al día siguiente, con una reunión con Hermes Binner y otros referentes del Frente Amplio Progresista.

Con estos encuentros, Moyano y Barrionuevo aspiran a que todos los sectores tengan pleno conocimiento de cuáles son sus demandas. Es un modo, además, de argumentar con antelación sus razones para convocar a un eventual paro general. Un jerárquico de la CGT moyanista lo explicó así: "Con este tipo de reuniones queremos fortalecer la institucionalidad. Lo hacemos para que nadie crea que estamos detrás de otra cosa que no sean las respuestas para nuestros reclamos. Es para que todos conozcan por qué vamos a ir al conflicto".

El sindicalismo opositor bajó en tinta un documento en el que se enumeran sus pedidos: la unidad del movimiento obrero; paritarias libres, sin techo y anticipadas; lucha contra la inflación y la devaluación, que repercute contra el poder adquisitivo; equiparación de los haberes jubilatorios con el salario mínimo [actualmente es de $ 3600]; eliminación del impuesto a las ganancias; pago de la deuda que el Estado mantiene con las obras sociales sindicales; revisar los valores de los medicamentos y prestaciones médicas, y un plan para erradicar el narcotráfico y la inseguridad.

Las exigencias se resolvieron en el plenario que mantuvieron las centrales de Moyano y Barrionuevo en Mar del Plata, hace dos semanas. En aquella jornada, anhelaban exponer sus exigencias ante Daniel Scioli, Sergio Massa y José Manuel de la Sota, "los candidatos presidenciables del peronismo para 2015". Pero ninguno de los tres aceptó el convite gremial.

La reunión de mañana con los empresarios y la de pasado mañana con Binner serán una cuenta más del collar de encuentros que mantendrá el sindicalismo opositor. Para la semana próxima, quizás se concrete un cónclave con la cúpula de la UCR, la fuerza política que quedaría pendiente tras el desplante de los referentes del PJ.

"Los gremios, más allá de nuestras diferencias y de estar hoy divididos, coincidimos casi de manera idéntica en la agenda de reclamos. Los empresarios, en cambio, tienen intereses muy diversos. Y así se hace muy difícil concretar una reunión para exponer nuestras preocupaciones", dijo a la nacion Juan Carlos Schmid, jerárquico de la CGT moyanista.

En tren de continuar con su alianza, Moyano y Barrionuevo activarán un plenario de autoridades para el 19 del actual. De concretarse, será el regreso del gastronómico a la sede histórica de la CGT, en Azopardo 802. Participarán, además, dos gremios que integran la CGT que está alineada con el Gobierno. Son los maquinistas de La Fraternidad y los colectiveros de la UTA.

No se espera que el 19 se defina una convocatoria a un paro general. Pero sí se avanzará en determinar un plan de lucha, según anticiparon a la nacion fuentes de los tres sectores que conforman la alianza sindical y que pretenden reunificar a la CGT.

"Si no hay respuestas y si se sigue perdiendo el poder adquisitivo del salario, el conflicto está a la vuelta de la esquina", alertó Schmid. Tal vez con la mira en sumar nuevos aliados, el barrionuevista Carlos Acuña señaló: "La inflación le come el salario a la gente. Hay un clamor para salir a reclamar. Y no habrá bandería política a la hora de pedir por los salarios". Y Gerónimo Venegas azuzó: "El plan de lucha debería venir con el compromiso de sellar la unidad del movimiento obrero".

Con los puentes de diálogo minados con el Gobierno, Moyano y Barrionuevo avanzan en su estrategia de conversar con el resto de los actores políticos y empresariales. Detrás de esta iniciativa, por ahora, no se distingue nítidamente una plataforma electoral para 2015. Hubo una excepción, al inicio, cuando se les dio prioridad a Scioli, Massa y De la Sota por su prosapia peronista. Pero, más allá de los alineamientos políticos, surge otra cuestión: el sindicalismo opositor está más dispuesto que antes a llevar sus reclamos a la calle.

MICHELI TOMA DISTANCIA DE LA CGT

Cuando habían avanzado en reactivar "la unidad en la acción", las tensiones vuelven a poner en jaque a la alianza entre la CGT de Hugo Moyano y la CTA de Pablo Micheli. ?El líder ceteísta cuestionó ayer la reunión que tuvo ?el jefe camionero con Mauricio Macri.

"[Moyano] debería preocuparse más por ver cómo le da respuestas a la gente antes que ver cómo se saca la foto con Macri. No comparto esta convocatoria a todos los presidenciables", dijo Micheli, en Radio La Red. Y agregó: "Con Moyano no tengo relación".

Comentá la nota