El antimoyanismo ya busca una figura alternativa a Caló para conducir su CGT

El antimoyanismo ya busca una figura alternativa a Caló para conducir su CGT
La situación será debatida hoy en una reunión en la Uocra. Consideran sepultada la postulación del metalúrgico, aunque por ahora lo apoyarán públicamente
ELIZABETH PEGER Buenos Aires

A pesar de que en público seguirán sosteniendo la postulación del metalúrgico Antonio Caló, el frente de gremios antimoyanistas ya tiene decidido entronizar a otro dirigente para conducir los destinos de la CGT más afín al Gobierno a partir de octubre próximo. La determinación de avanzar en la búsqueda de otro candidato fue la conclusión a la que arribó el sector después de los últimos movimientos del propio Caló, que generaron gran desconcierto en el sector y terminaron debilitando la postulación del jefe de la UOM.

En ese marco, en las últimas horas cobró fuerza la versión de que el sector impulsaría como alternativa la candidatura del jefe del Smata, Ricardo Pignanelli, pero el propio dirigente rechazó de plano esa posibilidad y reiteró su respaldo a Caló. “Para cualquier gremialista ser titular de la CGT es un orgullo, pero yo asumí en mi gremio en marzo. Caló tiene todo el apoyo nuestro”, afirmó el jefe de los mecánicos, al tiempo que atribuyó a “internas en los gremios” las idas y vueltas en torno a la postulación del metalúrgico. “La mayoría de las veces son bolas que se tiran desde adentro. Siempre hay algún bocón que habla”, aseguró.

Dentro del antimoyanismo consideraron prematuro hacer especulaciones sobre nuevos candidatos, y hasta deslizaron una maniobra del Gobierno (algunos dirigentes mencionaron concretamente al ministro de Planificación, Julio de Vido) detrás de la difusión del nombre de Pignanelli.

La situación será evaluada esta tarde durante una reunión que la llamada “mesa chica” del antimoyanismo mantendrá en la sede de la Uocra, el gremio que conduce Gerardo Martínez. Según voceros del sector, la idea es aprovechar ese encuentro para conversar cara a cara con Caló la polémica desatada la semana pasada respecto a su postulación y definir sus próximos pasos de cara al congreso sindical del 3 de octubre, que ungirá a la nueva conducción. Si bien existe un consenso generalizado en el frente opositor a Hugo Moyano acerca de que la postulación de Caló quedó prácticamente sepultada, la intención es mantener el respaldo público al metalúrgico hasta el congreso de forma de preservar cualquier candidatura alternativa. “El (por Caló) no va a ser secretario general, pero todavía hay que dejar que corra agua bajo el puente”, resumió un dirigente del sector.

La alternativa de Pignanelli no es la única en carpeta. También se mencionan a Martínez, a Horacio Ghilini (Sadop), Omar Viviani (taxis), Omar Maturano (La Fraternidad) y Héctor Daer (Sanidad).

Comentá la nota