La UOM anuncia paro para el jueves si antes no llega a un acuerdo paritario

La UOM anuncia paro para el jueves si antes no llega a un acuerdo paritario

Izando velas en contra de un sector empresario que en su gran mayoría le trabó con dureza la paritaria 2015 y redobló esfuerzos en la edición de este año, los metalúrgicos que encabeza Antonio Caló arrancaron su plan de lucha por el fracaso paritario. 

No es secreto para ningún allegado al sector industrial que los empresarios consideran que la UOM pretende lograr un acuerdo que satisfaga a los 260.000 trabajadores que agrupa y también elevar puntos en la consideración sindical.

Aún quienes sonreían al paso de la ex presidenta Cristina Fernández, como también otros que celebraron la victoria de Mauricio Macri sobre Daniel Scioli, en la órbita patronal, consideran que la “disciplina salarial” marcaría algo más que una reducción de sus costos laborales presupuestarios.

Desde la plaza del Congreso, pasando por Adimra y llegando hasta el ministerio de Trabajo Caló advirtió que si el jueves próximo no estuviese fi rmado el acuerdo paritario con 35% de ajuste salarial, se aplicará a rajatabla lo que votó el Congreso de la UOM en Mar del Plata.

“Vamos a declarar un corte de tareas desde las 10 de la mañana y vamos a marchar a Plaza de Mayo”. También emplazó al Gobierno “para que recapacite, porque no queremos volver a los 90”, y les reclamó a los legisladores la urgente sanción de la ley de emergencia ocupacional contra los despidos. Como secretario general de la CGT-Alsina, Caló dejó en claro que “el conjunto del movimiento obrero va a salir a la calle para defender el trabajo”.

La movilización, dijo, fue “por los tres puntitos que nos faltan para llegar al 35 por ciento que pedimos. No es una pretensión exagerada ni caprichosa, es lo mínimo que necesita hoy el trabajador metalúrgico para subsistir con esta escalada de aumentos de gas, luz, transporte y de los precios de la comida. La docena de facturas cuesta 100 pesos, y un metalúrgico gana 50 pesos por hora de labor”.

Aún en la porfía, referentes empresarios destacan a Caló e incluso su vocación de por un lado defender el salario del sector, y responder a la energía que caracterizó históricamente al gremio para defender puestos de trabajo, derechos y benefi cios adquiridos desde sus cúpulas.

Incluso en ese marco, se tiene en cuenta que hasta otros jefes de centrales obreras, con discreta, pero visiblemente, le pasen facturas respecto al modelo económico aplicado en 2003 y que algunos consideran derrotado en el último balotaje.

Comentá la nota