AOMA destacó la quita de retenciones pero espera que repercuta en los trabajadores

AOMA destacó la quita de retenciones pero espera que repercuta en los trabajadores

Desde el gremio aseguraron a TiempoSur que este tipo de medidas –buenas para las compañías- no siempre se ven reflejadas en los operarios. El integrante de la Comisión Directiva Nacional, Carlos Almirón indicó que la actualización de ganancias repercute muy poco en el sector y adelantó posibles acuerdos semestrales en Santa Cruz.

La minería no pasa por un buen momento debido a la caída de los precios internacionales, pero la última decisión del Gobierno nacional de sacarle las retenciones parece haber dado cierto alivio al sector.

Sin embargo, los trabajadores prefieren ser cautos al respecto ya que saben que una mejora en los aspectos de rentabilidad de las compañías, no siempre se traduce en una mejora de los operarios.

Ese concepto dejó ayer, entrevistado por TiempoSur, el secretario adjunto de AOMA Carlos Almirón, quien sostuvo –a título personal- que la discusión salarial debería ser alrededor del 35% debido a la inflación prevista para este 2016 y la devaluación.  

Las retenciones- En cuanto a la quita de retenciones anunciada por el Gobierno de Mauricio Macri, el dirigente de AOMA nacional sostuvo que esto otorga alguna posibilidad de seguir desarrollándose y que indudablemente es una medida que beneficia a la actividad. “Ahora, esto no implica necesariamente que el beneficio que van a recibir las empresas mineras sea trasladado a los trabajadores”, expresó.

Ya metido en el tema salarial, Almirón afirmó que hay una intención del Gobierno nacional de fijarle a los gremios una paritaria que vaya del 25 al 28%. “Es decir, nos están poniendo un techo en la negociación en la que nosotros evidentemente no pensamos lo mismo” ya que “esperamos estar lo más cerca posible de la caída real del salario”.

En ese sentido, sostuvo que entienden que sumando la devaluación y la inflación, ha generado una pérdida del poder adquisitivo del 60%. Reconoció que a esos valores no van a llegar en la paritaria, pero como piso se debería alcanzar un 35%.

Minería metalífera- Almirón dio a entender que no todo lo que brilla en la minería es oro. Sostuvo que hay que separar los anuncios que se han hecho recientemente: Por un lado, indicó que dentro de la minería metalífera puede haber un mayor grado de tranquilidad pero que esto es relativo ya que el precio de los metales cayó muchísimo.

Dijo que al ser un conmodities no se lo puede manejar y que influye en las inversiones y en la necesidad de explotación. Recordó que desde que China tiene una expectativa de crecimiento menor a la esperada, se generó esta devaluación de los valores de los metales que repercute en las utilidades de las empresas.

El otro punto que quiso destacar es que –a pesar de todo lo que se piensa- en el sector hay salarios de 8 mil, 9 mil, 10 mil pesos para aquellos minerales que van destinados a la construcción como arenas, cales, yeso, piedras, etc. Al respecto, sostuvo que el secretario general de la UOCRA a nivel nacional Gerardo Martínez indicó ayer que la construcción se estaba frenando, por lo que seguramente habrá problemas en ese tipo de minería.

Santa Cruz- Más adelante, el dirigente de AOMA nacional expresó que según le comentaron los referentes del gremio en Santa Cruz, la alternativa que se está manejando en las primeras conversaciones con las operadoras, es llegar a cerrar un acuerdo por el término de seis meses “y después veremos qué pasa a nivel nacional”.

Para Almirón esto genera más trabajo sindical y más desgaste, aunque subrayó que tampoco se puede llegar a un acuerdo que sea menor a las expectativas del trabajador, o a la pérdida del poder adquisitivo del salario. Sobre este tema, informó que al haber convenios con empresas, las charlas vienen desarrollándose de manera individual. “Sé que hay negociaciones con varias empresas”, dijo.

El dirigente también se refirió a la actualización del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. En ese sentido, dijo que es un avance pero para un sector mínimo. “Sobre 40 mil afiliados tendremos 4 mil o 5 mil trabajadores que pagan impuesto a las ganancias” por lo que “prácticamente no nos afecta, aunque sí va a afectar a un montón de gente que no pagaba y que ahora va a tributar, como por ejemplo aquellos que ganaban menos de 15 mil pesos” por lo que “no creo que estas sean medidas de fondo, me parece que hay que ir más al hueso para poder corregir todas estos impuestos distorsivos que en definitiva lo que hacen es castigar a la producción y por el otro a los trabajadores”.   

Finalmente, sobre la realidad nacional en estos primeros meses del año, aseguró: “Todos tenemos que garantizar gobernabilidad, pero es imposible garantizarla cuando los salarios de los trabajadores se deprimen o pierden poder adquisitivo, o cuando hay pérdida de puestos de trabajo que si bien hoy no lo tenemos, sabemos que en el corto plazo los vamos a tener. Esto es fundamental que quede a resguardo”.

Comentá la nota