Aportes truchos: ex PRO contó cómo financió Cambiemos la campaña 2015 y quiénes manejaron el dinero

Diagonales habló en exclusiva con un ex candidato que formó parte del riñón del PRO hasta 2016. Jorge Macri, Santilli, Vidal y Salvai en la ruta del blanqueo. El búnker de Provincia por donde pasaron los millonarios “aportes” en efectivo

Crece el escándalo de los aportes truchos en las campañas de Cambiemos. Diagonales habló en exclusiva con Osvaldo Marasco, empresario inmobiliario que formó parte del riñón amarillo, que brindó detalles sobre la ruta del blanqueo millonario que organizó el PRO en la campaña presidencial 2015.

Diagonales comprobó que la utilización de los datos personales de ex candidatosoficialistas fue la metodología que usó el PRO en 2015 para “blanquear” cerca de $ 40 millones que figuran como “aportes privados” de campaña en 81 municipios bonaerenses. Del mismo modo, en la campaña 2017 el periodista Juan Amorín detectó más de 800 casos de aportes truchos, cuyas identidades pertenecen a beneficiarios de planes sociales de Anses.

Según explicó Marasco, que fue candidato a intendente por el PRO en Ituzaingó, “el 100% de los aportes son truchos. Lo mismo con las cenas, inventaban una ‘cena de recaudación’  y decían que juntaban plata. Mentira, nadie hacía donaciones. La forma de blanquear la plata fue copiar las listas que mandamos a la junta electoral y ponerles montos de hasta 50 mil pesos”.

El empresario precisó que el dinero “negro” del PRO lo manejaban el intendente de Vicente López, Jorge Macri y Diego Santilli, en articulación con la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de campaña bonaerense, Federico Salvai.

“Siempre estuvo Jorge Macri detrás de todo esto. La guita negra se manejaba en Av. Libertador 135 Vicente López en el complejo “Al Rio”. Ahí tienen un búnker, funciona una municipalidad paralela y hasta hay despacho de Vidal”, detalló Marasco.

Y agregó que parte de los millones en negro que se utilizaron en la campaña “es de coimas que sacaron de la construcción de ese complejo Al Río. Ellos se quedaron con los pisos de arriba de una de las torres del complejo ese. Ahí se maneja todo lo negro”. El complejo Al Río de Vicente López, es financiado por Ribera Desarrollos S.A. y cuenta con un 16 hectáreas estratégicamente ubicadas frente al Río de la Plata donde hay un shopping y paseo comercial, una torre residencial y dos torres de oficinas.

Otra parte importante del dinero, explicó Marasco, “es la plata que ponen las empresas, entre ellas los laboratorios medicinales”. El primer nombre concreto que obtuvo Diagonales es el aporte fantasma de Eduardo Macchiavello, CEO del grupo Roemmers, que maneja el 40% del mercado de medicamentos en Argentina y tiene como comprador más importantes al PAMI.

Según detalló el empresario, la “caja política” de la ciudad de Buenos Aires también se usó para gran parte de la campaña.  “Federico Salvai, Alex Campbell y todos los cercanos a Vidal eran chicos de tercera línea en CABA que pasaron a Provincia. En la campaña, todos se manejaban con plata de ñoquis de la Capital Federal”. 

“En ese momento todo lo manejaba el ministro (Edgardo) Cenzón, era el que manejaba la plata negra del PRO en Capital”, detalló en referencia al ex ministro de Ambiente durante la gestión de Mauricio Macri en  CABA y luego ministro de Infraestructura de la gobernadora Vidal. Cenzón era conocido como el "recaudador" del partido.

EL FIN DEL “OSO” DE VIDAL Y LA FALTA DE EXPLICACIONES

“Yo trabajé con Marcos Peña y Durán Barba mucho y, para casos como este, ellos aplican la política del ‘oso’. Cuando decís algo que es verdad, ellos se tienen que hacer el oso y no publicar nada”, explicó el empresario Marasco.

Tras cinco días de escándalo por los aportes truchos y más de 30 ex candidatos del PRO que salieron a confirmar que no pusieron “ni un solo peso”, la Gobernadora finalmente habló del tema, tras ser increpada por los periodistas de General Villegas.

Si bien no dio ningún tipo de explicación sobre la falsificación de identidades, ni el “blanqueo” o “lavado de dinero” de la campaña, Vidal desvió el eje de la discusión y propuso una nueva ley de financiamiento de partidos políticos para evitar los aportes en efectivo.

Lo llamativo es que para las elecciones generales de 2015, la totalidad de los “aportes privados” a la campaña de Cambiemos fueron realizados en efectivo, por una suma total de 68.400.500 pesos.

Comentá la nota