El apoyo de la CTA

El apoyo de la CTA

La CTA de los Trabajadores llevó su apoyo a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, ante las presiones del macrismo para removerla de su cargo. Los integrantes de la mesa nacional de la central, encabezados por Hugo Yasky, visitaron a la funcionaria.

“Queremos expresar que para esta CTA es clave tu permanencia. Nosotros tenemos muy cerca de nuestras espaldas la dictadura y el genocidio, creemos que los avances que ha habido gracias a la Procuración no se deben frenar. Por ahí hay gente que no lo entiende, pero estas cosas cambian a veces en menos tiempo que el que uno supone”, expresó el dirigente.

La procuradora consideró “reconfortante” poder “compartir esta preocupación que todos tenemos de ver en riesgo a la República, que es división de poderes. Están queriendo avasallar al Ministerio Público Fiscal, es decir que está en peligro la independencia judicial”. Gils Carbó apuntó que “quienes hoy tienen esos discursos llegaron al poder justamente con la bandera de la institucionalidad y del respeto a la independencia judicial, algo que el presidente mencionó incluso en su discurso. Eso es totalmente incompatible con pretender hacer por decreto reformas al Ministerio Público Fiscal, cuando no es que se está queriendo reformar su funcionamiento para que sea mejor”.

Como procuradora de la Nación, Gils Carbó, sólo puede ser removida mediante un juicio político. Sin embargo, el gobierno volvió a presionar para que la funcionaria renuncie. La ofensiva de ayer estuvo a cargo del flamante ministro de Justicia, Germán Garavano, que pidió que dimita para permitir “avanzar en las transformaciones que la gente demanda”.

La funcionaria sostuvo que, con la intención de desplazarla, el macrismo quiere barrer “con lo que se está haciendo respecto de política criminal en el organismo, con un trabajo de fortalecimiento a todos los fiscales del país, con equipos especializados en violencia institucional, en narcocriminalidad, en crímenes económicos, en trata y explotación de personas. Tocar el sistema de remoción es nada más que para poner en riesgo la estabilidad de todos los fiscales”.

Comentá la nota