Apuntan a la capacitación para revertir la imagen violeta del “patovica”

Apuntan a la capacitación para revertir la imagen violeta del “patovica”
El Sindicato de Controladores impulsó cursos enfocados en la prevención para evitar que el personal “responda a la violencia con más violencia”. Aseguran que “la situación es compleja” y que “requiere de un abordaje profesional”.

El Sindicato Único de Controladores de Admisión y Permanencia de la República Argentina (SUTCAPRA) dio finalizado recientemente su primer curso de capacitación habilitante para el ejercicio de la función de controlador, dictado por el CFP 420 en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata, con la participación de unas 80 personas. En los próximos días se abrirá la inscripción para un nuevo curso.

El objetivo de esta iniciativa consiste en comenzar a revertir la imagen “violeta” del patovica. Para ello, la actividad se focaliza en la prevención mediante el control de admisión y permanencia “caracterizado por su objetividad, generalidad y respeto a los derechos consagrados en la Constitución Nacional y los Tratados de Derechos Humanos”.

De acuerdo con el sindicato, el controlador -“despectivamente llamado patovica”- es “un trabajador que desarrolla su actividad en un ámbito que posee características especiales”, ya que generalmente se trata de espacios de esparcimiento nocturno de masiva concurrencia, donde confluyen “jóvenes de distintos sectores sociales, distinta formación y costumbres, con disimiles intereses y objetivos; y donde simultáneamente se dan factores estimulantes como la música y el alcohol”.

De acuerdo con un comunicado del sindicato que lleva la firma de su apoderado legal, Marcelo Capra, la combinación de los elementos enunciados “crea situaciones cada vez más complejas” que “requieren de un abordaje profesional por parte de personal especializado”, para que la resolución de los conflictos que pudieran darse “se resuelvan favorablemente, sin agravar las situaciones y por sobre todo, con un profundo respeto por las personas, su integridad y sus derechos”.

“Una visión hoy obsoleta de la función, tenía que ver con un rol coactivo del controlador, que actuaba reprimiendo y respondiendo a la violencia con más violencia y consecuentemente provocando una escalada de la misma”, señaló el apoderado legal de SUTCAPRA.

Contrariamente a esa postura y con el fin de coadyuvar al logro del fin último de la función del controlador, que no es otra que proteger la integridad de las personas, “hoy se focaliza la actividad en la prevención mediante el control de admisión y permanencia caracterizado por su objetividad, generalidad y respeto a los derechos consagrados en la Constitución Nacional y los Tratados de Derechos Humanos”.

Es en ese contexto que el sindicato, mediante el Centro de Formación Profesional N°420, viene desarrollando un curso de capacitación habilitante para el ejercicio de la función, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

En este primer curso, unos 80 trabajadores marplatenses ya aprobó el curso diseñado y supervisado por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. El mismo se dicta con intervención del Ministerio de Justicia y Seguridad provincial, la Secretaría de Derechos Humanos, y gracias a la colaboración de la Facultad de Derecho de la UNMDP que aporta el espacio áulico, docentes y todo lo atinente a la logística para la implementación del mismo.

“Entendemos que mucho falta por recorrer, pero que el camino para lograr la profesionalización de los trabajadores y consecuentemente el logro del objetivo de la función, es la capacitación. Estamos trabajando para superar la figura que peyorativamente se conoce como “patovica” con todo lo que ello conlleva”, añade el comunicado.

Finalmente, Marcelo Capra le solicitó a los empleadores del rubro la “pertinente colaboración” para facilitar la participación de los trabajadores en el convencimiento que ello contribuirá a mejorar la actividad en su conjunto”.

Comentá la nota