Aranda exige un incremento salarial a partir de marzo

En una concurrida asamblea, el Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco analizó la propuesta presentada por el ministro Muñoz Femenía de destinar 2,6 millones de pesos al Poder Judicial, lo que alcanzaría para dar un 6% de aumento al sueldo básico.
Ante esta propuesta, la asamblea del gremio conducido por Graciela Aranda resolvió exigir que esos fondos "sean distribuidos en los salarios del personal judicial, a través de un incremento de un 15% igual para todos, dentro de la bonificación por mayor dedicación, que cobran todos los trabajadores desde el presidente del STJ para abajo, respetándose el régimen de porcentualidad y dicho adicional tambien llega a todos los pasivos judiciales".

Asimismo, la asamblea pasó a un cuarto intermedio hasta el viernes 16, a las 18, en su sede de calle French 960, a los efectos de confirmar que se haga efectivo el incremento a partir de marzo y en las condiciones manifestadas. Además, se analizará y se aprobará el nuevo proyecto de ley de tasas presentada por nuestra entidad sindical a la mesa de trabajo, a fin de que en forma consensuada el Ejecutivo lo eleve a la Cámara de diputados para que lo promulgue, atento a que según manifestaciones del ejecutivo provincial, si el poder judicial no recauda fondos propios, no se podrán implementar mejoras salariales futuras, ya que hoy solo alcanza para el refrigerio. Y en ese cuarto intermedio también se definirán las acciones a ejecutar dentro de la mesa de trabajo, con el objeto de continuar evaluando alternativas en busca de una equiparación en el tiempo con los salarios de la justicia federal, señalaron desde el SEJCH.

No obstante, el sindicato ratificó que continúa en estado de alerta, movilización y asamblea permanente, atento a que el objetivo es lograr una recomposición salarial de un piso del 30%, y que sigue apostando a agotar instancias de dialogo, pero dejando debidamente aclarado que para nada están descartadas las medidas de fuerzas si fracasa esta mesa de trabajo.

Además, Aranda afirmó que el Sindicato "continuará bregando por el trabajo decente, a fin de que los trabajadores desarrollen su actividad en condiciones de libertad, equidad, seguridad y con remuneración digna, por lo que el compromiso se mantiene inalterable, para ello seguiremos trabajando con responsabilidad defendiendo los intereses individuales y colectivos de los trabajadores judiciales de todo el territorio del Chaco".

Comentá la nota