Los areneros cortaron la ruta: “No nos dejan trabajar”

Un grupo de trabajadores protestaron a la altura del puente Islas Malvinas. Dicen que la prohibición de extraer áridos los dejó sin su medio de vida. Si no reciben una respuesta, volverán a manifestarse
Durante dos horas, los areneros cortaron la ruta a la altura del puente Islas Malvinas en protesta contra la decisión del gobierno provincial de prohibir la extracción de arena en el lecho del río. “Hace 15 días que no nos dejan trabajar. Somos 180 familias que vivimos de esto, somos changarines que necesitamos trabajar para comer. Si no nos dan una solución vamos a seguir cortando la ruta”, dijo Rubén Cabrera, uno de los manifestantes.

La semana pasada, el gobierno provincial resolvió anular todos los permisos para la extracción de arena. La decisión quedó plasmada en el Decreto Nº 43, que señala: “Involucra a todas las explotaciones que hayan tenido autorización remitida por la Subsecretaría de Recursos Hídricos para extraer áridos dentro de la línea de ribera de los ríos y arroyos, planicies de inundación o zonas inundables, zonas de riesgo hídrico y cotas de coronamiento para los lagos de la Provincia”. Según manifestó el ministro de Agua, Ambiente y Energía, Manuel Calvo, en Río Cuarto la prohibición alcanza a toda la zona urbana.

Esa es la resolución que motivó la protesta de los areneros. Dijeron que ellos, con sus caballos, apenas si sacan 20 metros de arena por día, mientras que las grandes empresas de la ciudad se llevaban entre 1.000 y 1.500 metros por día cada una.

“Nosotros no somos los que hacemos daño al río. Son las máquinas grandes. Se metían al río, hacían cauce, pozos, de todo hacían”, indicó uno de los manifestantes.

Río seco

La opción que ha dado el gobierno provincial es extraer arena del río seco, pero a los changarines le implicaría viajar 50 kilómetros.

“Es imposible para nosotros. Tenemos camiones viejos, chicos, no podemos hacer un viaje de ese tipo porque es un camino de tierra y perderíamos toda la carga, se nos cae todo. Además, haríamos dos viajes por día; es imposible trabajar así. Nos matan los grandes con las bateas y todas esas cosas. Los areneros chicos del puente Islas Malvinas vamos a desaparecer. Nos dejan sin trabajo directamente”, dijo uno de los damnificados.

Los trabajadores hacían cortes totales de la ruta pero cada 15 minutos dejaban que volvieran a circular los vehículos. Para controlar que la protesta no se desbordara, no solamente había móviles de la Policía de la Provincia sino, además, la Gendarmería nacional.

Los manifestantes indicaron que, si el lunes no hay una respuesta para sus reclamos, volverán a protestar. Indicaron que su intención no es que el gobierno les dé un bolsón sino que quieren seguir trabajando. “En el Puente Nuevo repartieron bolsones, pero nosotros no queremos eso”, indicó Rubén Cabrera.

Señalaron que, si no pueden seguir desarrollando la actividad a la que venían dedicándose, el gobierno debería darles una opción de trabajo que les permita conseguir los mismos ingresos que tenían hasta hace 15 días. Indicaron que estaban obteniendo entre 80 y 100 pesos diarios.

Los changarines indicaron que, actualmente, ellos podrían sacar arena del río pero que no lo hacen porque el gobierno provincial impide que los camiones carguen. “Estaríamos trabajando al vicio porque después no lo podemos vender. Pero hace 15 días que estamos así y nosotros necesitamos trabajar. Vivimos de esto y somos muchas familias”, indicó uno de los manifestantes.

Según señaló el gobernador José Manuel de la Sota en su última visita a Río Cuarto, la Provincia “no permitirá nunca más” que se pueda extraer áridos del cauce por el impacto ambiental que esa actividad genera. Por eso dio la opción del río seco.

“Sabemos que las constructoras necesitan arena y una alternativa tenemos que dar”, explicó.

Sin embargo, los manifestantes rechazaron que el río seco sea una opción por el tipo de extracción que ellos hacen y por la falta de maquinarias de las familias que viven de esa actividad.

Comentá la nota