“La CGT de los Argentinos no ofrece a los trabajadores un camino fácil, un panorama risueño, una mentira más. Ofrece a cada uno un puesto de lucha”

“La CGT de los Argentinos no ofrece a los trabajadores un camino fácil, un panorama risueño, una mentira más. Ofrece a cada uno un puesto de lucha”

El Sindicato de Obreros Curtidores que lidera Walter Correa recordó la fundación de la CGT de los Argentino y lo que implicó su concreción en el mapa sindical y político en el contexto de su época. En tal sentido vale destacar que el espíritu de la organización sindical impera en el ámbito de la Corriente Federal de Trabajadores.

“En el día de hoy se cumplen 51 años de la fundación de la CGT de los Argentinos, un mítico espacio de lucha que marcó la historia del movimiento obrero organizado de nuestro país. La CGT de los Argentinos fue fundada en el Congreso Normalizador “Amado Olmos”, llevado a cabo entre el 28 y el 30 de marzo de 1968”, indicaron los Curtidores.

Desde el SOC destacaron que “el espacio, compuesto por los gremios más combativos de la época, contó con la dirección y participación de dirigentes como Raimundo Ongaro (gráficos), Agustín Tosco (Luz y Fuerza), Lorenzo Pepe (Ferroviarios), Jorge Di Pascuale y Alfredo Ferraresi (Farmacia), entre otros”. 

En su repaso histórico el Sindicato de Curtidores recordó que “el reconocido escritor y periodista Rodolfo Walsh participó de la publicación oficial de la central, el Semanario de la CGT de los Argentinos. En su primera edición, decían: “Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados de nuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejas banderas de la lucha”.

En ese orden la organización sindical subrayó que “el creciente descontento popular contra la dictadura de Onganía se manifestó en revueltas populares como el Rosariazo y el Cordobazo, eventos que tuvieron a la CGT de los Argentinos como actor central. Esta participación significó la persecución y la cárcel para varios de sus dirigentes, entre ellos sus referentes Raimundo Ongaro y Agustín Tosco”. 

Los Curtidores concluyeron: “Medio siglo después, desde Curtidores y la Corriente Federal de Trabajadores-CGT levantamos esas “viejas banderas de lucha” y procuramos imitar su ejemplo. En la actual etapa de resistencia frente a un gobierno entreguista, hacemos nuestras las palabras del programa publicado el 1º de mayo de 1968 en el Semanario:

“La CGT de los Argentinos no ofrece a los trabajadores un camino fácil, un panorama risueño, una mentira más. Ofrece a cada uno un puesto de lucha.”

Coment� la nota