La UOM arma plan de lucha y postula a Caló para la CGT

Arrancó ayer en Mar del Plata su congreso anual de delegados. Allí se aprobarían medidas de acción directa ante la falta de acuerdo en paritarias. Pelea por la conducción.
Con toda la bronca por la reciente frustración en su negociación salarial, la UOM arrancó ayer en Mar del Plata su congreso anual de delegados.

La primera jornada del encuentro se fue en cuestiones institucionales pero para hoy se esperan dos platos fuertes: que se defina el plan de lucha que los 260.000 obreros metalúrgicos llevarán adelante para apurar una definición en su paritaria y que el gremio postule oficialmente a Antonio Caló como candidato a jefe de la CGT.

La UOM había convocado a un paro nacional para ayer pero la medida finalmente quedó en la nada porque el sindicato acató la conciliación obligatoria de 15 días hábiles dictada por el Ministerio de Trabajo.

Igual, la actividad se resintió en muchísimos establecimientos metalúrgicos debido a que los obreros participaron de extensas asambleas en las que mostraron su "enojo por la pobre propuesta salarial que recibimos de las patronales", confió a este diario un miembro del Secretariado Nacional de la UOM.

En sus discusiones paritarias, los metalúrgicos reclamaron una suba salarial del 15% a partir de ahora y otra del 8% a partir de agosto; que a partir de octubre pase a ser remunerativa una suma de $ 300 que los obreros ya vienen cobrando.

Aunque fueron mejorando su oferta durante las negociaciones, la propuesta de los empresarios nunca conformó a la UOM. Según el sector empresario, en los hechos el sindicato pretende un incremento del 35,9%.

Para el Gobierno es un golpe la falta de acuerdo en la paritaria metalúrgica. La administración de Cristina Fernández pretendía que esta paritaria se cerrara rápidamente y que sirviera de testigo para el resto de los sindicatos. Ese papel, hasta el año pasado, lo cumplió el gremio de Camioneros de Hugo Moyano.

Los dirigentes de la UOM estaban esperanzados con arrancar ayer su congreso extraordinario de delegados con la noticia de que se había logrado un acuerdo. El encuentro dura hasta mañana y se realiza en el hotel de Luz y Fuerza en Mar del Plata.

"La propuesta salarial que llevamos es realmente baja porque entendemos la realidad de la industria y de la economía, pero no nos dieron ni siquiera eso. Estamos todos muy calientes", dijo un dirigente peso pesado de la UOM. Adelantó: "Ahora en el congreso analizaremos y aprobaremos medidas de acción directa más profundas".

El congreso debe oficializar también la postulación de Antonio Caló como candidato a secretario general de la CGT.

Ayer Caló dijo que sólo se candidatearía "si no hay competencia entre los gremios". En otras palabras, si Moyano abandona sus aspiraciones de ser reelecto. Difícilmente esto ocurra.

Pero desde la UOM relativizaron ayer las palabras de Caló. "Lo ideal es que haya consenso, pero si no lo hay Antonio igual será nuestro candidato e iremos a la pelea", adelantaron.

Comentá la nota