Armadores costeros y el Somu mantienen diferencias en torno a los “aportes sociales”

Armadores costeros y el Somu mantienen diferencias en torno a los “aportes sociales”
Representantes de las partes volvieron a reunirse en el Ministerio de Trabajo de la Nación; pero no lograron acordar. Cuarto intermedio y preocupación entre los exportadores ante posibles nuevos bloqueos.
La Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera y el Somu siguen sin poder clausurar la discusión que en agosto pasado devino en el bloqueo a las exportaciones de variado por parte del gremio durante dos semanas.

La reunión entre representantes de armadores y trabajadores realizada hoy por la tarde en la sede porteña del Ministerio de Trabajo de la Nación no bastó para superar las diferencias.

Del encuentro participaron la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, el subsecretario de Pesca de la Nación, Miguel Bustamante, el gerente de la Asociación, Mariano Retrivi, el secretario de Relaciones Laborales del Somu, Jorge Vargas, y el secretario de la seccional Mar del Plata, Rubén Manno, entre otros.

El debate está planteado en torno a los “aportes de acción social”. El sindicato pretende la entrega de tres o cuatro cajones de pescado por viaje y por barco para destinarlo a reforzar la atención de la salud y educación de sus afiliados, según argumentan.

El reclamo fue interpuesto desde el gremio tras haber firmado la renovación del Convenio Colectivo de Trabajo 335/01, que rige la labor de los marineros en el estrato costero, y consecuentemente tomó por sorpresa al sector.

Propuesta rechazada

Aún en este contexto, los armadores plantearon una salida: ofrecieron reemplazar el artículo 21 -el cual los obliga a desembolsar cien pesos mensuales por tripulante en carácter social- por un diseño de pago con los mismos objetivos; pero atado a los cajones (150 pesos por caja).

La propuesta habla de crear un fondo solidario que sería alimentado por el valor de dos cajones por viaje en buques de hasta quinientos, de tres por viaje en barcos de entre quinientos y mil, y de cuatro cajones por viaje en embarcaciones con capacidad para más de mil.

Sin embargo, el sindicato la rechazó. Sin acuerdo, las autoridades dispusieron un cuarto intermedio hasta la próxima semana. La intención es proseguir el diálogo abierto oportunamente por Bustamante en calidad de mediador.

En tanto, la inquietud de los frigoríficos se mantiene vigente por saberse rehenes del conflicto. La presencia del asesor de la Cámara de Frigoríficos Exportadores de la Pesca (Cafrexport), Darío Sócrate, en la reunión de hoy puede interpretarse como una señal en ese sentido.

Comentá la nota