Arquitectos rechazan el GNC en estaciones de servicio céntricas

Arquitectos rechazan el GNC en estaciones de servicio céntricas

El colegio que nuclea a dichos profesionales consideran que la obra frenada por la justicia local en la estación de servicio Gold (ex Esso) de Rivadavia y Adolfo Dávila, de continuar tendrá un impacto muy negativo en ese sector. La doble función de abastecimiento de combustibles líquidos y de gas natural comprimido en un terreno que no llega al mínino exigido para tal fin generá peligrosidad, sostiene en un comunicado.

Mediante un comunicado de prensa, el Colegio de Arquitectos de la provincia sentó posición en torno a la instalación de una estación de servicio de GNC en un terreno colindante con la Iglesia de La Merced.

El parte enviado a esta redacción indica al respecto que “nuestra profesión proporciona el conocimiento integral para opinar sobre los escenarios posibles y no posibles donde los actores son los ciudadanos habitando el espacio urbano.

Precisamente un elemento de este escenario es la Obra de Ampliación de la Estación de Servicio GolD (ex ESSO), agregando al expendio de combustibles líquidos, la opción de GNC. Creemos que la denominación: ‘Ampliación de Estación de Servicio Dual’ no es apropiada, porque antes no existía como tal y porque lo que se pretende hacer es una ‘anexión’ instalando un nuevo uso que debería cumplir con todos los requerimientos expresados en la legislación vigente sobre Combustibles, donde se determinan las localizaciones posibles para estos emprendimientos, sus dimensiones, superficies mínimas y máximas, reguladas además por la CNE, Comisión Nacional de Energía, y en el orden local de acuerdo a las siguientes ordenanzas aprobadas por nuestro Concejo Deliberante”.

“Su localización estratégica en Avda. Rivadavia y Adolfo E. Dávila, en una de las manzanas más importantes de la ciudad, en su centro histórico y colindante con la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, nos llama a reflexionar sobre los antecedentes de este uso. Si bien el expendio de combustibles líquidos, es una actividad de servicio a la población que se hace usualmente en Estaciones de Servicio preexistentes en la ciudad, su localización, dado el riesgo que comporta, crearía un antecedente peligrosamente irreversible en el centro de nuestra ciudad, permitiendo a otros comerciantes ejercer el mismo derecho, castigando a la población, su entorno y la movilidad urbana”, expresa.

Prosigue afirmado que “la doble función de abastecimiento de combustibles líquidos y de gas natural comprimido, por su cercanía a otras actividades donde se reúnen personas, genera gran impacto en el entorno, por la peligrosidad de sus componentes. Es por ello que su colindancia con la Iglesia de La Merced, actividad considerada incompatible y la escasa superficie del terreno, que no llega el mínimo exigido, generan un uso no conforme”.

“Si bien las disposiciones municipales no reflejan un examen exhaustivo sobre la peligrosidad de la actividad citada, como Institución, pretendemos al menos que ante casos de riesgo se realicen evaluaciones previas de sostenibilidad ambiental y social, que se cumpla estrictamente con la normativa vigente y se evite el establecimiento de nuevos antecedentes que serían muy nocivos para la ciudad” indica.

Por último, el comunicado redactado por el Colegio de Arquitectos sostiene que “como Institución tenemos un compromiso ineludible con la sociedad por ello aconsejamos a las Autoridades pertinentes identificar y valorar el impacto que producirá la ampliación de estas instalaciones anexando otra actividad peligrosa en un sitio frecuentemente concurrido y sin aptitud comprobada para el uso pretendido”.

Comentá la nota