Arrancan las paritarias en un clima de incertidumbre

Arrancan las paritarias en un clima de incertidumbre
Para hoy fueron citados estatales y docentes; mañana, médicos y municipales. Los gremios no arriesgan números pero quieren más de una discusión en 2014.

Como nunca antes en los últimos 10 años el gobierno provincial –ya sea con Jorge Obeid, Hermes Binner y ahora Antonio Bonfatti– llegó a una paritaria con tantas dudas e incertidumbre. El contexto económico nacional, con una devaluación que impactó de lleno en el proceso inflacionario (aún más), provocó una tremenda falta de confianza en el corto y mediano plazo, por lo cual las negociaciones están condicionadas no sólo por los números que están a la vista sino también por las expectativas y los temores.

En cuanto a la paritaria central, hoy se sentarán a la mesa de negociación UPCN y ATE. El encuentro está previsto para las 11 en la Casa Gris y será encabezado por el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, y el secretario de Hacienda, Carlos Fernández. Desde las 16, en tanto, se reunirán en el Ministerio de Trabajo Amsafé, Sadop, UDA y Amet. Esta negociación estará encabezada por los ministros de la cartera laboral, Julio Genesini, y de Educación, Claudia Balagué.

Mañana a las 11, también en Trabajo, largará la paritaria de la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) y el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus). Una hora después será el turno de los municipales nucleados en la Festram. La cita se concretará en la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas, a cargo de Horacio Ghirardi, con la presencia de intendentes y jefes comunales.

Con las cartas arriba de la mesa

En el caso de la provincia de Santa Fe, los dos gremios estatales que iintegran la CTA (Central de Trabajadores Argentinos) de Hugo Yaski, ATE y Amsafé, pidieron un acuerdo salarial que compense la pérdida de poder adquisitivo pero también que quede abierta la paritaria ante la eventualidad de que se desmadre la economía. De todas formas ninguno de ellos quiere arriesgar porcentajes, como tampoco lo hizo la UPCN y otros sindicatos de la educación, es el caso de Sadop y UDA.

Lo único que emerge de la dirigencia gremial es el planteo para discutir más de una vez al año cómo se recomponen los haberes. Desde el gobierno, el ministro Galassi anticipó que la oferta salarial será igual para todos los sectores (incluida la policía) y pidió paciencia para enfrentar una negociación que se sabe cuándo comienza pero no cuándo termina; además de estar condicionados

por las políticas macroeconómicas nacionales.

Es poco probable que de los encuentros de esta semana ya surja una cifra concreta. En todo caso, las partes expondrán sus puntos de vista y se analizarán algunos números de la economía provincial.

Por caso, los retoques impositivos de 2013, la mayor recaudación (propia y de coparticipación) por sobre lo presupuestado, el crecimiento económico por encima de lo esperado y la escalada inflacionaria son los argumentos más fuertes que tienen los sindicatos para conjugar sus pretensiones. El Ejecutivo, a su vez, reiteró que un punto de aumento significa 300 millones de pesos y que se negociará un número que el Estado pueda pagar.

Comentá la nota