Arrancó la paritaria de estatales

Arrancó la paritaria de estatales
Tres ministros escucharon los planteos de los titulares del SEP y de la UEPC sobre el pago de un bono, pero se pasó a cuarto intermedio hasta el lunes.

El flamante ministro de Gestión Pública, Manuel Calvo, quien tendrá a su cargo la negociación salarial con los gremios estatales, tuvo ayer su primera reunión con dos de los principales sindicatos del sector público.

Fue un prolongado encuentro en el Centro Cívico –más de cuatro horas– pero no se llegó a ninguna definición.

Desde antes de la crisis policial, el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) reclama el pago de un bono antes de fin de año para compensar la inflación, pero desde antes del cambio de Gabinete ese pedido fue rechazado por el Gobierno.

El gremio docente (UEPC) también se sumó a ese pedido pero desde un inicio sostuvo que debe incluir a activos y pasivos.

Calvo encabezó ayer por la tarde una prolongada reunión junto al ministro de Trabajo, Adrián Brito, y de Educación, Walter Grahovac, con los titulares del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), José Pihen, y del gremio docente (UEPC), Juan Monserrat.

Los gremialistas plantearon la expectativa generada en los trabajadores tras los dos mil pesos de incremento que se otorgó a la Policía. Aseguran que de la paritaria del 2014 no se habló.

Uno de los sindicalistas presentes en la reunión interpretó de lo conversado con los ministros que había una alternativa de un bono antes de fin de año, aunque no se dijo que no se mencionó el monto.

Pero el ministro de Trabajo provincial, Adrián Brito, dijo a este diario que no hubo una promesa de bono. “Solamente escuchamos los planteos de los gremios, analizamos la situación planteada por los paros, pero nada más”, aseguró el funcionario.

El ministro de Comunicación, Jorge Lawson, ratificó lo manifestado por Brito.

El titular de la cartera laboral dijo que hoy el SEP tiene previsto un plenario antes de la movilización y señaló que el Gobierno debe conocer qué resuelve ese gremio estatal.

Tras la forzada decisión del Gobierno provincial de otorgar un 33 por ciento de aumento a la Policía para que pusiera fin al autoacuartelamiento, los gremios estatales elevaron sus pretensiones salariales.

Dos días después de que concluyó la crisis policial, el gobernador José Manuel de la Sota recibió en una reunión reservada a Pihen y Monserrat.

El propio Pihen dijo a este diario que le habían pedido al gobernador un bono o no remunerativo de dos mil pesos, el mismo monto que fue otorgado a los policías.

En esa oportunidad, De la Sota les manifestó la imposibilidad de otorgar un bono de ese monto.

Al día siguiente, la conducción del gremio de los empleados públicos lanzó un paro de 48 horas y el lunes pasado ampliaron la huelga por 72 horas más.

La prolongada huelga repercutió con mayor fuerza en los hospitales provinciales, que en su mayoría permanecen tomados y en los que sólo se atienden guardias mínimas.

El SEP concluirá toda una semana de huelga hoy, con un abandono de tareas a las 9 y una movilización cuyo recorrido no se anticipó.

Monserrat dijo que el gremio docente no participará de la movilización. No obstante, la UEPC tiene previsto un plenario provincial para debatir reclamos salariales y otras demandas laborales, como el escalafón.

En tanto ayer, concluyó el último día de paro del SEP, con varias protestas y cortes en distintas calles de la ciudad.

Inclusive hubo un incidente entre delegados del SEP y la ministra de Justicia, Graciela Chayep, quien intentaba pasar con su automóvil por la intersección de Alvear y Olmos, que estaba cortada por manifestantes.

Anoche no hubo una información oficial sobre lo acordado en la reunión.

Comentá la nota