Sin arreglo salarial, los gremios tomaron el Municipio en Plottier

Sin arreglo salarial, los gremios tomaron el Municipio en Plottier
Se instalaron en el sector de recaudación. Peressini presentó la denuncia y acusó a la dirigencia de ATE y SEMP de "priorizar sus intereses políticos".
En el inicio de la tercera semana de reclamos salariales en Plottier, los gremios municipales definieron pasar a medidas más duras y se instalaron ayer al mediodía en el sector de recaudación. El intendente Andrés Peressini cuestionó a la dirigencia de los sindicatos ATE y SEMP y la acusó de "ir en contra de los intereses de los trabajadores". Presentó la denuncia policial porque "se generó una situación de inseguridad".

Los gremios reclaman la reapertura de la mesa salarial y discutir un punto de la propuesta realizada el viernes por el Ejecutivo, que en principio había sido bien considerada.

La oferta fue de 650 pesos no remunerativos ni bonificables. La misma se materializa en $150 con los haberes de octubre, igual suma en diciembre, y $200 con el sueldo de enero sumando así $500. A esto se agregan 150 pesos en concepto de refrigerios que se abonarán con los haberes de noviembre elevando ese ítem a $ 260. En una segunda etapa, el Ejecutivo ofertó blanquear $ 400 -otorgados en el primer semestre del año- en dos cuotas de $ 200, una en marzo y otra en abril de 2014. Aquí se produciría la diferencia con los gremios que quieren el blanqueo para febrero y marzo de ese año.

Otro aspecto que los sindicatos rechazan es la comunicación vía escrita y por eso piden la reanudación de la mesa salarial para discutir los descuentos por días de paros. Así lo confirmaron el delegado de SEMP, Carlos Ponce, y la representante de ATE en Plottier, Pilar Sagredo.

"Se forzó a los empujones"

Los municipales tomaron el sector de recaudación pasado el mediodía. Es que, a pesar del paro, el edificio se mantiene abierto. Según datos del Municipio, unos 400 empleados no se plegan a la medida, por lo que los trámites, si no se produce una ocupación, se pueden realizar. "Hubo que cerrar, con la inseguridad que esto lleva para los bienes municipales, porque hay efectivo y no se pudo cerrar el día", describió Peressini, que describió lo sucedido como "una situación violenta" en la que hubo "un juego de fuerzas". "Se forzó a los empujones y se ingresó el lugar", explicó el intendente antes de presentar la denuncia policial.

"Nosotros estamos abiertos al diálogo y queremos resolver el conflicto. Pero hemos generado la mejor propuesta y vemos con preocupación que no se haya aceptado. Se están privilegiando intereses políticos de la dirigencia gremial. Si desean candidatearse, tienen dos años a partir de septiembre", cerró el mandatario.

Comentá la nota