En la asamble ordinaria, ATE Capital mostró su grieta más profunda: la electoral

En la asamble ordinaria, ATE Capital mostró su grieta más profunda: la electoral

La Asamblea de Memoria y Balance de ATE Capital solo parecía ser una más en la que las manos levantadas aprueban lo gestionado por su conducción. En el microestadio de Ferro, la convocatoria porteña dejó claras evidencias que el próximo proceso de elecciones en el gremio no sería un paso tan simple como Catalano pretender.

Ayer en Ferro se llevó adelante la Asamblea Anual Ordinaria de ATE Capital, y en pleno microestadio, quedaron evidenciadas las grietas que existen en el seno interno de la comisión directiva que tiene en el sillón principal a Daniel Catalano. Además, la plataforma ayer vista en Caballito daba por sentado el lanzamiento del trabajador de niñez a su reelección el gremio porteño pero fuertes cuestionamientos hicieron un tanto endeble su candidatura.

En el reducto del histórico club futbolero, además de miles de empleados de la Ciudad Autónoma, se notó un claro desgaste entre quienes bancan al “Tano” y quienes lo señalan por su partidización e inclinación política hacia el kirchnerismo y la utilización y puesta al servicio del sindicato en pos de la campaña por “la liberación”. También le reclaman algo similar de lo que sucede con la CGT y el Frente Sindical, y es la poca confrontación con el Gobierno –en este caso con Larreta-.

Aun así, y con los dilemas internos que le dan un dolor de cabeza de cara a la elección general del gremio, Catalano mantiene un núcleo duro y cerrado de adeptos que lo siguen para donde él marque, quizás sin mucha decisión, pero fieles a su conducción y que captan a un electorado millenial.

Las grietas dentro del propio espacio oficialista no son las únicas. ATE logró y supo generar militancia opositora y cerca de mil afiliados provenientes desde distintos organismos estatales porteños, encolumnados con banderas violetas con la insignia La 24 de Febrero, se acercaron a Ferro a expresar su malestar no solo con la situación del país, sino a recriminarle a la conducción sobre la precarización y los despidos, el acoso laboral por parte del Gobierno de los globos y las constantes amenazas. Un grupo de despedidos le machacó al “Tano” no poner la fuerza del gremio a disposición de los cesanteados. Los militantes en cuestión forman parte de la lista opositora, con integrantes como Carina Maloberti, “Pancho” Dolman  y Pablo Spataro. Se dicen llamar, la “línea Perón”.

Coment� la nota