ASIMRA podría paralizar la actividad en las fábricas

ASIMRA podría paralizar la actividad en las fábricas

El Sindicato de Supervisores de la Industria Metalmecánica de la República Argentina realizó asambleas informativas en las fábricas de la ciudad. Es por la demorada discusión salarial y el reconocimiento de porcentajes en la escala de los trabajadores. Ante ello, si no hay avances, este jueves podrían anunciar una medida de fuerza que afecte a todas las fábricas de la provincia. El secretario gremial de ASIMRA, Walter Jerez, reclamó: “Que los empresarios se den cuenta que también tenemos gente a la que representamos y que tenemos que cumplir con lo que nos vienen pidiendo”.

El Sindicato de Supervisores de la Industria Metalmecánica de la República Argentina (ASIMRA) llevó adelante sendas asambleas informativas en las fábricas de toda la provincia, atento al reclamo salarial y por otros reconocimientos que vienen llevando adelante desde hace varios meses.

En concreto, la discusión entre el gremio y las empresas llegó a un punto complejo dado el pedido del sindicato respecto a la recomposición salarial -del 30 por ciento- y el ajuste de porcentajes para cada categoría del convenio colectivo del sector.

ASIMRA, que siempre se caracterizó por ser una institución de perfil bajo, optó esta vez por hacerle saber a los empresarios que hay mucho malestar entre los casi 700 trabajadores que representan y que, además, están dispuestos a llevar el reclamo una medida de fuerza.

Al respecto, el secretario gremial de ASIMRA, Walter Jerez, destacó que “a partir de una reunión que tuvimos con AFARTE, donde presentamos la propuesta de nuestra paritaria, ellos nos hicieron una contrapropuesta y al no estar de acuerdo es que decidimos avanzar en la medida”.

“Nuestro reclamo es exclusivamente salarial y de reconociendo al trabajador. Es eso, no es algo que se esté haciendo de un día para el otro. El reconocimiento a los trabajadores lo estamos pidiendo hace un año y medio. Se lo buscó de todas las formas posibles y estamos dispuestos a que de una vez por todas se firme”, aclaró.

Asimismo, remarcó que “esto comprende a Ushuaia y a Río Grande. En total somos 680 supervisores, es un número importante y el tema es que hay que responderles a todos. Ese es punto de la cuestión porque nosotros, como ASIMRA, siempre fuimos de perfil bajo pero de una vez por todas tenemos que hacernos sentir, que somos un gremio y que se den cuenta que también tenemos gente a la que representamos y que tenemos que cumplir con lo que nos vienen pidiendo”.

“No es algo tirado de los pelos, es algo que venimos hablándolo hace dos años. Hace un año y medio lo quisimos agregar a la paritaria, nos pidieron por favor que lo sacáramos y que durante el devenir del año se iba a solucionar. No sé si por culpa nuestra o de quién, siempre hay una primera vez y por eso nos tienen que empezar a respetar como gremio”.

Por otra parte, reconoció que “somos un gremio chico, la verdad es que no estamos acostumbrados a ser combativos pero de ahora en más creo que va a ser la forma de trabajar para que se escuche nuestro reclamo”.

La génesis del planteo

Sobre el inicio de esta instancia que tiene a ASIMRA al borde de una medida de fuerza, Jerez aseveró: “El pasado viernes hicimos una asamblea general de delegados y por unanimidad se decidió hacer una asamblea informativa en las fábricas, apenas entraban nuestros compañeros”.

“Tenemos delegados que les están informando a los trabajadores en todos los turnos, y a diferentes horarios. A las empresas les va a caer mal esto que estamos haciendo porque éramos un gremio de dialogar siempre, pero ahora empezó el tiempo de ponernos al frente de una lucha que es para los compañeros”, enfatizó.

Sobre el futuro del reclamo, el sindicalista precisó: “Seguramente, una medida de fuerza no sería descabellada. Nosotros el jueves tenemos otro congreso de delegados para ver los pasos a seguir y ese día podría darse una definición y seguramente las medidas van a ser más preocupantes para los empresarios pero de una vez por todas, nosotros como gremio, tenemos que poner la cara ante los compañeros”.

Finalmente, Walter Jerez aseveró que “queremos además agradecer a la Unión Obrera Metalúrgica, con quienes tenemos trato fluido y que además, nos brindan su apoyo. Acá tiene que quedar en claro que ASIMRA es un gremio que dialoga pero que, cuando hace falta, también puede plantarse y hacer valer su voz”.

Comentá la nota