Por el ataque a un chofer de la 112, paran todas las líneas de La Mixta

Por el ataque a un chofer de la 112, paran todas las líneas de La Mixta

Cuatro delincuentes asaltaron un ómnibus en barrio Ludueña y le dispararon al conductor. A la protesta se sumaron la 115, 126, 127, 131. 132, 138, 139 y 140. Piden mayor seguridad.

Durante el fin de semana la inseguridad tuvo a maltraer al transporte público en Rosario. El hecho más grave fue el ataque con un arma de fuego que antenoche sufrió un colectivero de la línea 112, lo que paralizó la circulación de todas las unidades de la empresa La Mixta. Según fuentes gremiales de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), los choferes no volverán a trabajar hasta que las autoridades provinciales, municipales y de la firma los reciban y les propongan alguna alternativa de mayor seguridad. El presidente del directorio de la empresa, Matías Galíndez, afirmó ayer a LaCapital que desde que las fuerzas federales desembarcaron en la ciudad, hace tres meses, se había registrado "un descenso en las situaciones de delito abordo de las unidades", por lo que este nuevo incidente apareció como "algo fuera de lo normal", agravado por haberse producido dentro del ómnibus y con un arma de fuego.

Por la medida, al menos hasta que se concrete la reunión entre las autoridades y representantes del gremio, hoy no saldrán a la calle nueve líneas de colectivos: aparte de la 112 (banderas roja y negra), la 115, 126 (roja y negra), 127, 131, 132, 138, 139 y 140.

El hecho que desencadenó la medida "por tiempo indeterminado" se produjo el sábado pasado, a las 19.45, en Junín al 5600, pleno barrio Ludueña y jurisdicción de la comisaría 12ª.

Según datos de la policía, a esa hora circulaba el interno 13 de la línea 112, conducido por José Luis Pisarro, de 61 años, cuando subieron al colectivo "cuatro muchachos jóvenes que les sustrajeron pertenencias al chofer y algunos pasajeros". En un momento dado del robo, por motivos que se desconocen, uno de los ladrones detonó un arma de fuego hiriendo al chofer en su pierna derecha al chofer.

De inmediato, los cuatro delincuentes bajaron del ómnibus corriendo y desaparecieron del lugar.

Herido, Pisarro fue trasladado al sanatorio Laprida, donde fue atendido por una lesión en su muslo derecho, con orificio de entrada y salida de la bala, y quedó en observación durante unas horas. Cerca de la medianoche, el conductor recibió el alta.

Sin embargo, la gravedad del ataque perpetrado contra el trabajador disparó una medida contundente por parte de sus compañeros, que con apoyo de la UTA resolvieron paralizar todas las unidades de La Mixta, una de las dos empresas de transporte integradas con capital del Estado municipal.

"La medida por la agresión al chofer de la 112 está confirmada y se mantendrá al menos hasta que finalice una reunión a la que se espera que en breve convoquen las autoridades. Después se verán los pasos a seguir", advirtió ayer una fuente gremial.

Durante ese encuentro los trabajadores reclamarán mayores condiciones de seguridad para volver a prestar el servicio sin poner en riesgo sus vidas.

De hecho, anoche el presidente del directorio de la firma, Matías Galíndez, confirmó que había "gestiones en marcha para que en el transcurso de la mañana (de hoy) autoridades de Seguridad se reúnan con representantes sindicales y de la empresa" de modo de "volver a prestar el servicio lo antes posible".

La medida, recordó el directivo, paralizó todas las unidades carrozadas en azul y gris que circulan por la ciudad y que son conducidas por 330 choferes.

Galíndez reconoció que la agresión sufrida por Pisarro fue inusualmente violenta y recordó que desde que los efectivos de Gendarmería nacional patrullan las calles de la ciudad se venían registrando menos incidentes de inseguridad en el transporte de pasajeros.

Aun así, sostuvo que los hechos de inseguridad venían siendo una "constante" desde hacía años y calificó al sufrido por el chofer de la 112 como un "imponderable", aunque de "suma gravedad".

Sobre todo, porque se trató de un robo con arma de fuego, adentro del propio colectivo, con pasajeros abordo y que terminó con un balazo contra el conductor. Un hecho que calificó como "fuera de lo normal".

Las opciones. Desde el Ente de la Movilidad dijeron que la Semtur y Rosario Bus trabajan normalmente y recordaron a los usuarios que "pueden consultar por servicios alternativos ingresando en la sección «¿Cómo llego?» del sitio www.etr.gov.ar o bien comunicarse al 147".

Otro robo al 130

Un ómnibus de la línea 130 también sufrió un asalto el sábado a la noche en Corrientes y Virasoro por un joven que subió armado, pero más tarde fue detenido. El chofer del interno 140 alertó del hecho al Comando Radioeléctrico, cuyo personal patrulló la zona y poco después logró detener al ladrón con un revólver calibre 22 en Virasoro y Paraguay.

Comentá la nota