Ateca refuerza el reclamo y va a un paro de 48 horas

Ateca refuerza el reclamo y va a un paro de 48 horas

Ateca convocó ayer a un paro de 48 horas sin asistencia a los lugares de trabajo a realizarse mañana y el viernes. En asamblea, la docencia decidió reforzar las medidas, fundamentando que no hay soluciones a los planteos realizados por el gremio.

“El ministro no ha dado respuestas al pedido público de retomar el diálogo para dar continuidad y lograr que se cumplimenten los puntos del acta acuerdo. No hemos recibido soluciones al sinnúmero de problemas que tenemos los docentes; por eso nos vemos en la obligación de redoblar las medidas de fuerza con este paro de dos días”, dijo Jorge Molas, en diálogo con este diario.

Pedidos del gremio

Entre los fundamentos del gremio para realizar el paro de mañana y el viernes, se encuentran la Reforma del Estatuto Docente, el pago de la totalidad de las deudas docentes actualizadas, la definición de la carga horaria para maestros especiales, la implementación del Consejo de Educación Técnica y la mejora salarial de acuerdo a la canasta básica.

A su vez, solicitan la revisación de la liquidación de haberes para las escuelas de jornada extendida completa y reuniones paritarias periódicas, entre otros puntos que exigen los trabajadores de la educación afiliados a Ateca.

El secretario adjunto señaló que “a pesar de la medida de fuerza de la semana pasada y las solicitudes al ministerio, no hemos tenido acercamiento; por lo que vemos la necesidad de continuar con el plan de lucha. Hasta tanto el ministro deje de dormir la siesta y pueda convocarnos a los gremios, vamos a seguir buscando soluciones a los puntos del acta acuerdo y otros problemas que van surgiendo diariamente”.

La semana pasada, Ateca realizó un paro de 24 horas con idéntico reclamo. Si bien hubo diferentes mediciones de la adhesión a la medida, ya que el ministerio de Educación informó que sólo fue de 34 y el gremio de más del 90 por ciento, en las escuelas se pudo observar la disminución de la actividad áulica.

Comentá la nota