Atech y Sitech aseguran que el acatamiento al paro docente fue de un 80 por ciento

Según los gremios docentes, el acatamiento al primer día de paro ayer, fue de un 80 por ciento, a pesar de que hubo escuelas que tuvieron un alto porcentaje de maestros dando clases.
Aseguraron que las escuelas Nº 26, Nº 169, Nº 2, Nº 117 del barrio Guiraldes, cerraron completamente sus puertas, algunas “con pizarrones en las puertas que anotician del acatamiento total al paro docente”. Volvieron a referirse al “magro” ofrecimiento de la provincia de incremento salarial.

Ayer se cumplió el primer día del paro docente por 48 horas al que llamaron Atech y Federación Sitech, disconformes con la oferta salarial del gobierno en la última reunión que mantuvieron las partes. En el resumen de la jornada, aseguraron que el acatamiento a la medida de fuerza fue de un 80 por ciento en toda la provincia.

Sitech San Fernando, además, realizó varias concentraciones en distintas partes del territorio para demostrar el malestar de sus afiliados ante el 5 por ciento de oferta salarial propuesta por el Gobierno provincial. En la capital la protesta se extendió hasta el Ministerio de Educación, ubicado por avenida 9 de Julio, donde se manifestaron con pancartas y banderas.

El secretario gremial de Sitech San Fernando, Rubén Ojeda, expresó que según sus análisis, luego de haber realizado relevamiento de las escuelas cabeceras, el acatamiento a la medida fue de un 70 y 80 por ciento, considerada como un éxito total, aunque en Resistencia se pudo establecer, mediante una encuesta que la huelga arrancó de forma dispar, puesto que hubo establecimientos donde no hubo clases, y otros en los que solamente el 20 por ciento de los docentes se adhirió, hasta otras cuyos maestros asistieron en su totalidad.

En tanto, desde Atech enviaron un comunicado de prensa asegurando que “la docencia le ha respondido, (al gobierno), contundentemente con un acatamiento altísimo que en la mayoría de las localidades se traduce con la postal de las escuelas cerradas completamente en razón de la adhesión de los docentes al paro de no inicio de clases”.

Y demostraron que en el centro de la capital provincial, las escuelas completamente cerradas fueron: Nº 26; Nº 169; Nº 2; Nº 117 del barrio Güiraldes; algunas de ellas “con pizarrones en las puertas que anotician del acatamiento total al paro docente”.

En el escrito también dejan en claro que el aumento del gobierno “consiste en la aplicación vergonzosa de una mísera etapa más de la ley del nomenclador que debiera ya estar aplicada en su totalidad y que le significará por ejemplo, al profesor de nivel secundario con el máximo de horas cátedras, un importe de $ 50 (cincuenta pesos) con los sueldos de marzo (que se perciben en abril); un profesor con 15 horas, exactamente la mitad $ 25 (veinticinco pesos), también a percibirse en la fecha citada” a lo que le suman que el Gobierno cuenta con “el monto en negro” que “reinstala con el pago del chantajista y ofensivo `presentismo´, mal llamado `fondo estímulo´, que es ´pan para hoy y hambre para mañana`, y que aquel colega en actividad, que tenga la suerte de no enfermarse ni él, ni ningún integrante de su grupo familiar lo percibirá y el que no, obviamente que no”.

0 por ciento de aumento

Para Sitech San Fernando la cuestión no es muy distinta, puesto que se asegura que el aumento para el básico fue del 0 por ciento, y lo otorgado se destinó solo al nomenclador porque no afecta a todo el rubro, ni a la totalidad del sueldo, más allá de que es entregado en dos etapas.

“Son 400 pesos de Fondo Estímulo, monto que no incide en los rubros y el problema básico del Insssep es por la falta de financiamiento y los montos en negros aumentan el déficit y no llegan al pasivo”, explicó Ojeda.

También dio a conocer que con lo otorgado por la provincia, un docente cobrará alrededor de 2000 pesos, en tanto que el valor de básico con la propuesta del gremio, llegaría a 2300 pesos, 30 por ciento para recuperar el bolsillo al trabajador.

“Mientras el gobierno ofrece 5 por ciento de aumento, por otro lado reconoce una inflación de un 20 por ciento. Esto no se condice”, remarcó.

Comentá la nota