ATSA se declaró en estado de alerta y movilización

ATSA se declaró en estado de alerta y movilización
Es porque el 31 de julio se venció la escala salarial vigente y aún no hay acuerdo con las empresas para actualizarla. La medida alcanza a clínicas y sanatorios privados con internación.
La Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) La Rioja se declaró en estado de alerta y movilización debido a la falta de acuerdo a nivel nacional para determinar la nueva escala salarial que alcanza a trabajadores e clínicas y sanatorios privados.

El gremio riojano tomó la medida luego de que el pasado 31 de julio se vencieran los plazos para mejorar la actual escala salarial comprendida en el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) 122/75.

“ATSA comunica que habiéndose vencido el 31 de julio la escala salarial del CCT 122/75 y debido a que las negociaciones que venimos manteniendo con la cámaras empresariales del sector no avanzan, se ha decidido declarar el estado de alerta y movilización”, afirmó el secretario general de ATSA, Nicolás De la Fuente.

En ATSA destacaron que el CCT 122 alcanza a todos los trabajadores de la salud que se desempeñan en sanatorios y clínicas privadas con internación. Este convenio alcanza a personal administrativo, enfermeras y personal de servicios generales de clínicas y sanatorios. Solo están exceptuados los médicos que tienen una negociación salarial particular.

La declaración del estado de alerta y movilización la dispuso a nivel nacional la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) tras un congreso de delegados y secretarios generales de ATSA que se desarrolló en Buenos Aires el pasado 31 de julio.

“Hemos tomado esta medida en defensa de la recomposición del salario de todos los trabajadores del sector asistencial del país. Estamos luchando por el mejor salario posible”, recalcó De la Fuente.

La negociación salarial

Estas negociaciones salariales la FATSA las lleva adelante con la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (ADECRA) y con la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados (CONFECLISA).

Aunque en el gremio riojano prefirieron no dar precisiones sobre cuál es el porcentaje de aumento que se pide a las cámaras empresarias, se estima que el sector reclama una mejora salarial que ronda el 25 por ciento.

De todos modos, ATSA destacó que -pese al estado de alerta y movilización vigente- se espera que continúen las negociaciones salariales en los próximos días. “En las próximas horas volverán a reunirse las partes en forma conjunta con el Ministerio de Trabajo de la Nación para intentar que se logre el acuerdo salarial”, comentó el titular de ATSA.

Asimismo, De la Fuente aclaró que la nueva escala salarial que se fije deberá regir a partir del 1 de agosto pasado.

El gremialista dejó en claro que tanto la FATSA como todos los gremios ATSA del país “son los únicos signatarios de las escalas salariales que se acuerden y de los convenios colectivos de trabajo”.

Por último, De la Fuente convocó a delegados de las clínicas y sanatorios privados de la provincia a una reunión que se llevará a cabo el lunes en la Casa del Trabajador de la Sanidad. Allí el gremio y los delegados analizarán los pasos a seguir.

Comentá la nota