Aulas vacías en la ciudad

Aulas vacías en la ciudad
En reclamo de una recomposición salarial, los maestros cumplen una huelga de 24 horas y marchan hasta la Jefatura de Gobierno porteña. También cuestionan la reacción oficial ante las tomas estudiantiles.
Los maestros de la Ciudad marchan hoy a un paro por veinticuatro horas apoyado por los diecisiete gremios docentes del distrito. Los docentes se concentrarán a las 14.30 en las puertas de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, en Avenida de Mayo y Bolívar, para reclamar el adelantamiento del cronograma de pagos y la recomposición salarial, así como la estabilidad de todos los interinos de los niveles medio y terciario. Además de las exigencias por contratos, infraestructura y salarios, Eduardo López, secretario general de UTE –sindicato de base de Ctera–, adelantó que están analizando la posibilidad de “impugnar judicialmente” el memorándum distribuido la semana pasada por el Ministerio de Educación que recomienda a las autoridades “efectuar una denuncia ante el organismo competente (Policía Federal Argentina)” por las tomas estudiantiles (ver página 5).

Los maestros porteños agrupados en UTE, ADEF, AEP, AMET, Camyp, Sedeba, UDA y Ademys, entre otros sindicatos, exigen una respuesta por parte del Gobierno de la Ciudad a sus demandas, que incluyen la implementación de la ley de profesor por cargo, el pago de los salarios en tiempo y forma, la creación de nuevas escuelas y jardines, y el rechazo absoluto al cierre de grados. A los reclamos gremiales se sumó el malestar docente por la reacción oficial ante las tomas de colegios que llevan adelante los alumnos. “Creemos que la circular viola los derechos de los jóvenes” y por eso vamos a anunciar una reunión con organismos de derechos humanos para “rechazar y repudiar la circular” que denuncia a quienes se encuentran ocupando escuelas, comentó a Página/12 el titular de UTE. “Lo único que genera (el memorándum) es más rebeldía en los pibes”, reconoció Gustavo Fruttos, secretario general de la seccional Capital de la Unión Docentes Argentinos (UDA). Y arriesgó una posible salida. “La solución pasa porque el ministerio implemente equipos interdisciplinarios compuestos por mediadores, psicólogos y psicopedagogos que estén en contacto permanente con los chicos para resolver el conflicto –sostuvo–. De esto sólo se sale dialogando, no pidiendo listas de los que participan en las tomas.”

Ada Leirós, secretaria general del Sindicato de Educadores de Buenos Aires (Sedeba), que lleva 40 años en el sistema educativo, confesó que le duele la difícil situación por la que atraviesan muchas escuelas. “Peleamos por los derechos de los alumnos, de las mujeres y hombres a tener una educación digna y de calidad para todos”, enfatizó, y extendió el concepto: “Seguimos peleando por el caño de gas que no llega a la escuela o por los techos que se caen en la cabeza de los chicos”. Por su parte, el secretario general de la seccional Capital del Sindicato de Docentes Privados (Sadop), Héctor Neri, afirmó que, para el Gobierno de la Ciudad, el tema de la educación aparece como “un enunciado políticamente correcto”. “Ellos tienen una receta neoliberal muy clara que pasa por el recorte económico y el eficientismo. El slogan ‘Va a estar bueno Buenos Aires’ no pregunta en qué sociedad ni cómo queremos vivir”, concluyó.

Comentá la nota