El aumento a policías calentó el reclamo de los estatales

El aumento a policías calentó el reclamo de los estatales
Los acuerdos con policías provinciales luego de las huelgas de uniformados de hace veinte días recalentaron los reclamos de los trabajadores del resto de las administraciones públicas en varios distrito s. Los casos más visibles ocurrieron en Río Negro, Neuquén y Tucumán.
En Río Negro, ATE cortó ayer rutas de acceso a Cipolletti y Neuquén. Además, los dirigentes de esa agrupación sindical de estatales advirtieron que estructurarán un plan de acciones con paros en las principales ciudades turísticas de la provincia, como Bariloche y Las Grutas. Esos piquetes impedirán que ingresen turistas a la cordillera y la costa.

Neuquén, los dirigentes del mismo sindicato del área de salud siguieron adelante con el paro y las movilizaciones: los enfermeros de toda la provincia mantendrán su paro hasta el martes.

Desde el gobierno neuquino convocaron a enfermeros jubilados para atender el hospital Castro Rendón, el más grande de Neuquén. Igual que en Río Negro, los estatales neuquinos están analizando cortar las rutas hacia las zonas turísticas. Esto podría provocar importantes demoras para los miles de turistas que tienen planeado visitar la Patagonia y generar un grave prejuicio económico.

En Tucumán, Trabajadores nucleados en la Federación de Sindicatos Municipales del Interior de Tucumán bloquearon la ruta provincial 307, que lleva a Tafí del Valle, el principal centro turístico de la provincia, en reclamo de un bono de Fin de Año de $ 2.000 y la reapertura inmediata de paritarias. También hubo otros cortes sobre las rutas nacionales 38 ( en los puentes sobre el río Gastona y el arroyo Barrientos)y 157 (a la entrada a la ciudad de Bella Vista).

En Chaco, por su parte, los estatales reclamaron lo mismo que consiguió la policía: un mínimo de bolsillo de 8.000 pesos y un blanqueo progresivo de sumas en negro.

Por eso, y por la estrechez de las cuentas fiscales, el gobernador Juan Bacileff Ivanoff decidió dar marcha atrás con lo prometido a los policías. El piso garantizado bajó a 6.000 pesos primero, y luego toda la política salarial para la fuerza quedó en una nebulosa. El Chaco tiene una población de un millón de habitantes y 66.000 empleados públicos provinciales.

Comentá la nota