Aumentos, unilaterales y acordados, no frenaron los conflictos gremiales

Becarios de Desarrollo Humano, operadores del Instituto de Cultura y delegados de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes continúan con planes de lucha. Gremios estatales insisten en reclamar paritarias y negociaciones con el Ejecutivo provincial.
Tras acordar con los docentes, disponer un aumento para el resto de los estatales y mejorar haberes a distintos sectores, el Ejecutivo Provincial soporta conflictos gremiales de baja intensidad. El jueves los trabajadores del Instituto de la Cultura hicieron un primer paro de una hora que, según anunciaron, seguirán incrementando hasta llegar a la jornada completa si no se le dan las respuestas que ellos solicitan.

Los operadores becados de jardines maternales, hogares de ancianos y guarderías que dependen de la Secretaría de Desarrollo Humano reclamaron en la calle un sustancial incremento de sus haberes. Quieren cobrar 2.500 pesos, que es el ingreso mínimo de quienes se desempeñan en esas áreas, y ellos están percibiendo entre 700 y 800 pesos mensuales por una jornada de seis horas, similar a la que cumple un empleado de Planta de esa Secretaría.

En la Dirección Provincial de Energía habrá hoy plenarios y asambleas para decidir el plan de acción ante lo que un sector de los delegados del Sindicato de Luz y Fuerza considera falta de respuestas salariales y la inacción de la representación gremial.

Estos trabajadores reclaman un aumento de 1.000 pesos, pago de bonificaciones adeudadas y traslado a los jubilados del sector de las subas salariales de marzo y las que se otorguen en el futuro. También reclaman la provisión de equipos de seguridad, mejores condiciones de higiene y seguridad en los edificios de la empresa estatal, que ya no cuenta con los servicios tercerizados que se retiraron por supuesta falta de pagos.

Entre julio y agosto el Ejecutivo provincial incrementó los haberes de los docentes con 50 pesos al básico, y $150 remunerativos no bonificables, unos 220 pesos remunerativos no bonificables para el resto de la administración, así como mejoras en los adicionales del personal policial y del Servicio Penitenciario.

Los residentes médicos recibirán con los haberes de agosto un aumento que eleva entre 3.800 y 4.200 pesos las becas, según la categoría en la que revistan. Estas medidas no alcanzaron para apaciguar los ánimos en varios sectores.

Comentá la nota