Autoconvocados de YCF-YCRT insisten con el reclamo por el 82% móvil

Autoconvocados de YCF-YCRT insisten con el reclamo por el 82% móvil
La semana pasada en el Concejo Deliberante estuvieron presentes los autoconvocados de YCRT-YCF, solicitándole colaboración al Poder Legislativo para contar con el 82% móvil, reclamo que lleva años en todo el país.
En este marco, Luz Figueroa, referente de los autoconvocados –y quien suele tomar la palabra en los discursos públicos- criticó a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), señalando que los sueldos son muy bajos comparados con los precios que se manejan en las góndolas de supermercados y farmacias. “Es vergonzoso lo que hacen” dijo a TiempoSur.

Es necesario remarcar que en el año 2010 el proyecto de ley del 82% móvil fue vetado por el Ejecutivo Nacional, considerándolo como la “ley de la quiebra” del país.

Durante la última sesión del Concejo Deliberante estuvieron presentes, una vez más, los retirados autoconvocados de YCF-YCRT, quienes iban a volver a solicitar apoyo a los ediles para la instauración del 82% móvil. De todas maneras, se retiraron al poco tiempo y no alcanzaron a estar presentes en durante el tratamiento de la sesión, quedando comprometidos a tener una próxima oportunidad.

“Nosotros siempre venimos y somos bien recibidos. Andamos con el problema de los jubilados, exigiendo que nos den el 82% móvil. Ellos no son los indicados en dar respuesta, pero nos apoyan” dijo Luz Figueroa a TiempoSur.

”Siempre vamos a la Cámara de Diputados con el mismo problema y pedimos esto para los jubilados y pensionados” puntualizó la entrevistada.

Reclamo

Con regularidad los autoconvocados asisten al Concejo Deliberante y a la Cámara de Diputados, para expedirse y volver a traer el reclamo a las voces de las autoridades. De momento, el 82% móvil no parece prioridad a nivel nacional y poco se trata el tema, aunque esta comisión de jubilados trabaja para que en algún momento pueda ser instaurado.

“Este grupo de autoconvocados éramos anteriores a 1994. A través de esto quedamos afuera de todo lo que nos correspondía. Hace cuatro años que andamos así, reclamando. Con nosotros están los retirados voluntarios, que fue cuando se privatizaron las empresas nacionales. Ellos fueron obligados a irse, retirándose, pero fue un abuso eso” sostuvo Figueroa.

Precios y “vergüenza”

Desde varias organizaciones sociales y gremios han señalado repudio y malestar por el constante remarque en los precios del supermercado, haciendo que la canasta básica alimentaria tenga un coste cada vez más elevado.

“ANSES nos da un sueldo miserable que no nos alcanza para vivir una semana, y si estamos enfermos no nos alcanza para ni tres días. Reclamamos lo que es nuestro y por ley ganamos” contó Figueroa, y señaló: “A nosotros nos dieron la colaboración y debemos agradecer que los diputados de la cuenca, gestionaron para nosotros con las autoridades nacionales. Recibimos un plus que nos da la empresa YCRT a los jubilados anteriores al año 1994”.

“Siempre hacemos recordar que necesitamos el 82% móvil, y que tengan en cuenta a los retirados voluntarios por que esa gente la está pasando muy mal. Mi esposo era de la sección minas y estuvo más de 30 años. Hizo un trabajo insalubre y ahora que estoy sola, cobro una miseria. Es vergonzoso lo que hace ANSES con los jubilados, sacan plata para todos menos para nosotros” finalizó la entrevistada.

82% móvil y antecedentes

El texto de la ley establece el nivel jubilatorio en 82% móvil respecto del salario del trabajador en actividad.

Prevé el cambio en la fórmula de movilidad y la recomposición de los haberes jubilatorios de acuerdo con los fallos de la Corte Suprema de Justicia en materia provisional, algo que permitiría reducir la litigiosidad.

Desde el Gobierno advertían que la normativa que establece el 82 % móvil iba a ser inmediatamente derogada y que, en su lugar, se continuará con los periódicos ajustes fijados por ley. De todas maneras, desde el ejecutivo se vetó inmediatamente el proyecto, considerándolo como la “ley de quiebra”.

Por su parte, en la oposición afirmaron que era absolutamente viable elevar el haber mínimo jubilatorio porque había fondos para hacerlo, lo cual fue rechazado de plano por el Ejecutivo nacional, ya que desfinanciaría a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS). El proyecto no especifica la forma de financiación, aunque una fuente sería, en parte, el superávit de la ANSeS.

Para el oficialismo, la iniciativa impulsada por la oposición no se podía financiar, ponía al Estado al borde de la cesación de pagos y tenía como objetivo perjudicar a la presidenta Cristina Fernández, obligándola a vetar una ley de alto impacto social.

Comentá la nota