Automotrices se comprometieron a no despedir personal

Automotrices se comprometieron a no despedir personal
Las terminales, además, presentarán la semana próxima un informe de las dificultades que tiene cada empresa como consecuencia de la caída de sus exportaciones a Brasil.
Así lo comunicaron los representantes de las terminales automotrices que se reunieron en el Palacio de Hacienda con los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi, revelaron fuentes ligadas a los participantes del encuentro.

"El tema central de la reunión fue ver cómo se recupera el mercado brasileño", comentó uno de los participantes del encuentro, quien destacó que "cada empresa va a presentar la semana próxima, probablemente el miércoles, un informe detallado de cómo está la situación en cada una de las compañías".

Respecto de las suspensiones que se vienen registrando en las últimas semanas en las automotrices, y que según algunas informaciones periodísticas afectan a unos 15 mil trabajadores entre terminales y empresas autopartistas, las fuentes señalaron que "hubo un compromiso de que no habrá despidos".

En ese sentido, los informantes indicaron que "en última instancia, como se espera una recuperación para el segundo semestre, cuando entre en vigencia el nuevo protocolo automotor con Brasil, no sería conveniente despedir gente para volver a tomarla luego", aunque es probable que las suspensiones puedan continuar.

"Recuperar el mercado brasileño y explorar terceros mercados" para compensar la caída de las ventas al principal socio del Mercosur "fue el tema central", coincidieron las fuentes.

Para ello, Kicillof y Giorgi les pidieron a las terminales que "en forma individual presenten cuál es su situación y cómo las afectó la caída de las ventas al mercado brasileño, con el objetivo de elaborar políticas sectoriales al respecto", comentaron.

En ese sentido, las fuentes recordaron que entre el 27 y 28 de este mes continuarán en Buenos Aires las negociaciones con Brasil para avanzara en un nuevo protocolo automotor que rija desde el 1 de julio.

Esos encuentros -que son continuidad del mantenido originalmente por Giorgi y Kicillof con el ministro de Desarrollo de Brasil, Mauro Borges- los llevarán adelante, al igual que lo hicieron en Brasil, los equipos técnicos de los dos países.

La idea es que con el nuevo protocolo "haya mayor equilibrio en la balanza comercial automotriz entre los dos países", reduciendo la brecha que tiene cada países para venderle al otro.

De la reunión de hoy participaron -además de Kicillof y Giorgi, que estuvieron acompañados por funcionarios de sus respectivos equipos- los presidentes de General Motors, Isela Constantini, de Renault, Thierry Koskas, y de Toyota, Daniel Herrero, y representantes, a niveles gerenciales, del resto de las terminales automotrices.

Comentá la nota