Avanza el paro del transporte de fin de mes

Los gremios del sector intentan sumar más aliados y el apoyo de la CGT opositora

A pesar de que aún no anudó por completo el apoyo de las CGT opositoras de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, la alianza de los gremios del transporte, integrada por 22 organizaciones, avanza en la búsqueda de aliados para el paro nacional al que convocó para el 31 de este mes en reclamo de los alcances del impuesto a las ganancias.

Impulsan la protesta Omar Maturano (La Fraternidad), Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Roberto Fernández (UTA), quienes se reunieron el jueves pasado para dar señales de que la medida no peligra a pesar de las dudas que surgieron tras la reunión de consejo directivo de la CGT moyanista.

Los tres dirigentes fueron convocados a la Casa Rosada para pasado mañana, a pesar de que el sector de los transportistas redobló la apuesta con un mensaje: "El paro se hará sí o sí. No se levanta si eventualmente el Gobierno sube el mínimo no imponible. Queremos una reforma tributaria profunda, que se graven la renta financiera y el juego de azar", advirtieron.

Delante de su tropa cegetista, Moyano postergó una decisión sobre la adhesión de su central. "Anunciar un paro con tanta anticipación es riesgoso", dijo a LA NACION un colaborador del jefe camionero. Lo cierto es que Moyano duda de que los colectiveros de la UTA mantengan su postura combativa hasta el 31. Más aún cuando su paritaria está en curso y con el antecedente de 2014, cuando Fernández se bajó inesperadamente del paro del 28 de agosto.

Desde hoy y hasta fin de mes, los impulsores de la protesta buscarán cerrar las adhesiones al paro de los bancarios (Maturano y Schmid hablaron con Sergio Palazzo) y de las organizaciones que integran la CTA Autónoma, de Pablo Micheli..

Comentá la nota