Avanzada de Moyano en un gremio

Busca el traspaso a un sindicato afín de afiliados a Upsra, que agrupa a vigiladores y personal de seguridad
Hugo Moyano no se queda quieto jamás. Casi de manera imperceptible, y poniendo de alfil a su hijo Facundo, afilió a la mayoría de los trabajadores de peaje que antes estaban reunidos en otro gremio. Ahora, Moyano ha empezado a construir otro pequeño imperio. De a poco y en silencio.

Esta vez se trata de los trabajadores de vigilancia. Según confiaron cuatro fuentes que tuvieron que negociar algún acuerdo con representantes de este sector, al tradicional sindicato que reinaba en el sector le ha salido una competencia. Y al igual que lo que ocurrió con los trabajadores del peaje, el nuevo sindicato que amanece tiene características mucho más combativas que el antecesor.

Hasta ahora, la Unión Personal de Seguridad de la República Argentina (Upsra) era el único sindicato que tenía el poder de representación de los vigiladores privados. Pero ha aparecido una cuña de la mano de Moyano y sus camioneros. Se trata del Sindicato Unico de Trabajadores Custodios y Afines de la República Argentina. (Sutcara), que le está jugando fuerte en el terreno de la vigilancia y la seguridad para quedarse con afiliados de su colega gremial.

La Upsra tiene la personería gremial otorgada por el Ministerio de Trabajo. Con ese sello oficial, y tal como lo plantea la ley argentina, este sindicato es el único que tiene reconocimiento del Estado para representar a los trabajadores de un sector. Más allá de los ruegos de muchos gremios, el ordenamiento argentino establece que se otorgará una sola personería gremial por actividad. Por lo tanto, quien la tenga estará habilitado a firmar acuerdos colectivos o negociar en nombre de todos. Los demás pueden tener inscripta la personería pero nada más.

Desde hace años, ha sido el Upsra el encargado de firmar todos los acuerdos colectivos con la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigación (Caesi). Pero todo ha empezado a cambiar.

Hace pocas semanas, una de las más grandes empresas de seguridad de la Argentina amaneció con piquetes de sus trabajadores en alguno de los destinos donde prestan el servicio de vigilancia. Los abogados de la empresa salieron rumbo al Ministerio de Trabajo a solicitar la conciliación obligatoria. Al llegar a la sede laboral, los letrados se encontraron con una sorpresa. Los abogados que negociaban en nombre de los trabajadores no eran los mismos con los que se habían sentado varias veces durante los últimos años. Y tampoco el gremio, acostumbrada contraparte, era el mismo. Todo nuevo. Apareció entonces el Sutcara, un gremio que no tiene personería gremial, pero al que en Trabajo se lo trata con guantes de seda y se le tiende alfombra roja. Este sindicato es conducido por Luis Abeldaño, un hombre al que varios sindican como muy cercano a Moyano.

De hecho, el 29 de marzo pasado, afiliados del Sutcara bloquearon una de las plantas que OCA, la empresa de correo privado, tiene en Barracas. En febrero el mismo gremio había bloqueado plantas de Nobleza Piccardo, y días después, hubo algún movimiento en el Aeroparque, también impulsado por los vigiladores privados y custodios. El 17 de mayo, el Sutcara bloqueó el acceso al centro de distribución de la compañía Frávega, en Monte Grande. Se dijo entonces que la protesta tuvo como objetivo pedir la reincorporación de "tres delegados gremiales" que fueron despedidos por la empresa Asiprof, encargada de la seguridad en Frávega.

En todos esos bloqueos hubo apoyo explícito del gremio de camioneros. Otro tema a tener en cuenta en la dirigencia de ambos. La Upsra la maneja Angel García, un sindicalista cercano a Luis Barrionuevo y a Eduardo Duhalde. García siempre estuvo encolumnado con el gastronómico, que desde hace años está enfrentado con Moyano.

El Sutcara está dirigido por Luis Abeldaño, un sindicalista cercano a Moyano, integrante de la CGT y fuertemente comprometido con el kirchnerismo. "La organización sindical procura la reivindicación social, cultural y política, en el marco del actual proyecto nacional y popular que conduce la presidenta Cristina Kirchner", sostuvo en un comunicado el Sutcara en uno de los bloqueos. Sin tapujos, el gremio se negó a colaborar en el convenio firmado entre la cámara de empresas de seguridad y el gobierno porteño para que los vigiladores privados colaboren con la Policía Metropolitana. "El Sutcara es un gremio que apoya al proyecto nacional y no importa que por eso la gente de Macri salga a criticar", dijo entonces el secretario de prensa del sindicato, Ricardo Florentín.

Por ahora, todas las protestas del Sutcara tienen la compañía y la complacencia del sindicato de camioneros. Hay quienes dicen que el gremio o alguno de sus máximos líderes tienen intereses en el mundo de la seguridad privada. Lo real es que Moyano no se detiene.

LOS UNOS Y LOS OTROS

* Representatividad . Hasta ahora, la Unión Personal de Seguridad de la República Argentina (Upsra) era el único gremio que representaba a los vigiladores privados.

* Nuevo jugador . De la mano de Moyano, apareció el Sindicato Unico de Trabajadores Custodios y Afines de la República Argentina (Sutcara) para disputar afiliados.

* Veredas opuestas . Upsra es conducida por Angel García, un sindicalista cercano a Luis Barrionuevo y a Eduardo Duhalde. El Sutcara es liderado por Luis Abeldaño, integrante de la CGT.

* Buen trato. En Trabajo tratan al Sutcara con guantes de seda pese a que no tiene personería

Comentá la nota