Ávila: el gremio también pide participar en la discusión de los contratos petroleros

Ávila: el gremio también pide participar en la discusión de los contratos petroleros
El flamante secretario general de los Petroleros Privados, Jorge Ávila, expresó ayer que ante la inminente renegociación de contratos petroleros -cuyos vencimientos están previstos entre los años 2015 y 2017-, “lo que debemos hacer es asegurarnos que la concesión no esté atada a ninguna ayuda a nivel nacional”, en referencia a la actual incidencia del programa “Petróleo Plus” y sus implicancias para la cuenca San Jorge, de donde se extrae la mayor parte del crudo exportable.
Mientras fuertes versiones daban cuenta ayer de que el gobierno no insistiría en el tratamiento del marco regulatorio minero e hidrocarburífero por un tiempo que en principio iría más allá del 2013, no obstante lo cual se habría resuelto avanzar por otro lado en la renegociación de contratos de concesión con las operadoras, el ganador de las elecciones en el sindicato petrolero planteó las expectativas del sector:

“Lo que debemos hacer es asegurarnos de que la concesión no esté atada a ningún presupuesto de ayuda a nivel nacional, porque si no cada vez que hay una pelea los trabajadores sufren las consecuencias. Se para el Petróleo Plus –ejemplificó- y las consecuencias las pagan los trabajadores. No hay que depender de este tipo de ayuda, que puede estar hoy y mañana no”.

La referencia de Ávila es ante las demoras de Nación para poner nuevamente en marcha un programa de incentivos fiscales que, en la práctica, mejora los precios que reciben las operadoras que exportan crudo: con el programa, ese valor se ubica en torno a los 70 dólares por barril, pero sin el programa, como ocurre actualmente, perciben 42 dólares por barril. Ello podría afectar los planes de inversión para el año 2013, de allí que el flamante conductor del sindicato salió a abrir el paraguas.

“Los trabajadores merecemos participar de la mesa de renegociación de los contratos petroleros”, planteó ante la consulta de si buscarían representación en ese ámbito de discusiones. “Hay muchas cosas que queremos ver antes de acompañar. Nosotros hacemos la producción y debemos ser parte de esto; no hay que ir a acompañar como se hizo con Pan American”, resumió. Para Ávila, antes de promover nuevas concesiones o prórrogas se debe resolver la baja de equipos de la operadora, en referencia a los equipos que había bajado PAE y de los cuales habría recuperado hasta ahora sólo 5 de los 18 que dejaron de trabajar en agosto.

Ante la pregunta de si habrá conflictos el año próximo, dijo tener “mucha confianza en que los empresarios entiendan que no se pueden hacer negocios toda la vida como los hicieron. Vamos a acompañar lo que sea para mantener fuentes laborales pero ellos también deben poner su granito. La torta del petróleo hasta hoy se dividió entre el Gobierno Nacional y las operadoras. Los trabajadores también queremos un trocito”, ilustró.

Contratos para PYMES

Consultado sobre si habrá un horizonte de conflicto en 2013 por este tema, dijo que “tenemos mucha confianza en que los empresarios deben entender que no se pueden hacer negocios toda la vida como los hicieron. Hay un programa de inversión al que se comprometieron y lo deben llevar a la práctica. Vamos a acompañar lo que sea para mantener fuentes laborales y poder salir de la crisis pero ellos también deben poner su granito. La torta del petróleo hasta hoy se dividió entre el Gobierno Nacional y las operadoras. Los trabajadores también queremos un trocito”, ilustró.

Respecto de otras expectativas del gremio en torno a las prórrogas de concesiones, indicó que se apuntará al fondo compensador para solventar las jubilaciones con el 82 por ciento móvil y, paralelamente, la búsqueda de contratos de entre 3 y 5 años para las empresas regionales.

“Es imposible que se siga funcionando así con contratos mensuales; se cae la inversión y pagan los trabajadores las consecuencias”, explicó Ávila.

Alineados con Neuquén

En relación con la relación que mantendrá el Sindicato con la conducción de otros sindicatos como el de Neuquén, al frente de Guillermo Pereyra, manifestó que “ellos tienen el sindicato más poderoso de la Patagonia”, resaltando que “Pereyra demostró una gran conducción en este último tiempo. Debemos empezar a respetar estas cosas para ver qué es lo mejor para nosotros”, estableció. Puso como ejemplo, que el alineamiento con esa conducción apuntaría a “tener los mismos tipos de contratos que ellos tienen”, que son de tres o cuatro años. Es lo que pretendemos para la cuenca del Golfo”, puntualizó.

En cuanto a las primeras acciones a realizar, a partir de la asunción el 2 de enero, indicó que pedirá una auditoría sobre las cuentas del sindicato, que maneja mensualmente una caja del orden de los 8 millones de pesos, anticipando que buscará llevar beneficios también para trabajadores de la zona norte de la ciudad, considerando que la sede sindical se encuentra en el extremo sur.

Impuesto a las ganancias a cargo de operadoras y el Estado

En cuanto al acatamiento al acuerdo sindical con las Cámaras empresariales que Chubut rechazó, afirmó que se proyectan estrategias en ese sentido. “Lo escribimos, lo firmamos y les dijimos que si ganábamos después del 30 de noviembre debíamos ir por la diferencia que les corresponde a los trabajadores”, recordó el flamante conductor del gremio.

En ese marco, también cuestionó el impuesto a las ganancias sobre sueldos y dijo que uno de los reclamos concretos será para que este sea absorbido “por las operadoras y por el Estado nacional. No puede ser que seamos los que más impuesto a las ganancias pagamos en todo el país. Hay que nivelar la balanza –recalcó-. Vamos a hacer nuestro propio planteo, había una torta para tres, pero ahora se terminó para dos de los sectores”.

Comentá la nota