Avila insiste en que la situación de PAE la tiene que resolver el gobierno nacional

Avila insiste en que la situación de PAE la tiene que resolver el gobierno nacional
Referentes del Sindicato Petrolero Chubut tuvieron contactos con funcionarios nacionales para destrabar el conflicto con la operadora petrolera.
Los petroleros privados continúan expectantes por la audiencia del jueves 10, en un nuevo capítulo de las negociaciones con Pan American Energy (PAE). Con Jorge Avila oficializado como secretario general, la mesa de negociaciones por la baja de 16 equipos empieza una nueva etapa.

En contacto con Diario Patagónico, Avila afirmó que el problema de fondo es netamente una puja entre PAE y el gobierno nacional. La operadora presiona por precios diferenciales por cada barril que extrae de la cuenca del Golfo San Jorge, en especial con los que destina a la exportación.

En los últimos viajes a Buenos Aires, los referentes del gremio estuvieron con el senador Marcelo Guinle para que tener más poder de llegada al gobierno nacional. Avila llamó la atención de los funcionarios chubutenses que están en el gobierno de Cristina Kirchner, como Norberto Yauhar (Agricultura, Ganadería y Pesca) y Hernán Lorenzino (Economía).

Es que PAE insiste en que los precios regulados del mercado hidrocarburífero le impiden realizar inversiones fuertes. Además, sostienen que después de la violenta toma a su principal yacimiento, Cerro Dragón, por parte de una facción de trabajadores de la construcción, tuvieron pérdidas millonarias que serían imposibles de recuperar si no desinvierten.

Claro que para ello cortan el hilo por lo más delgado: esa desinversión implica que 16 equipos dejarán de funcionar en Chubut. Desde el sindicato petrolero dicen que son 1.500 obreros aproximadamente que no tienen garantizada su estabilidad laboral después de que termine la conciliación obligatoria, el 11 de enero.

RIESGO

Los equipos que dejarían de trabajar en Cerro Dragón son 5 perforadores, 2 workover, 3 pulling, uno de cementación, 3 de fractura y 2 wire line. A raíz de esa situación, los dos sindicatos petroleros de la región –convencionales y jerárquicos– habían anunciado un paro a mediados de diciembre cuando el Ministerio de Trabajo de Nación llamó a la conciliación obligatoria y abrieron una mesa de diálogo con PAE y las cámaras empresarias.

En las mesas de negociaciones, la CEPH (Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos) y la CEOPE (Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales) reclamaron una alternativa al programa Petróleo Plus. Por ese motivo Avila pide que el gobierno nacional tenga más participación en este conflicto.

Consultado sobre el acuerdo entre PAE e YPF para explotar hidrocarburos no convencionales en la cuenca neuquina, Avila expresó: “dicen que es más barato producir en Neuquén que en Chubut. Entonces les decimos a PAE que se vaya y así pueden venir otros con ganas de invertir”.

Avila viene estando a cargo de las negociaciones desde mediados de diciembre, cuando todavía era secretario de organización del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut. El miércoles asumió el cargo de secretario general, reemplazando a Mario Mansilla, quien no ha emitido palabras desde que perdió las elecciones el 30 de noviembre último.

Comentá la nota