Ávila: “No vamos a ser rehenes de la flexibilización laboral encubierta”

Ávila: “No vamos a ser rehenes de la flexibilización laboral encubierta”

Así lo señaló el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila al referirse a la postura concordante del Gobierno nacional y las operadoras de “presionar al trabajador petrolero” en lo que consideró como un atropello que no va a permitir, y señaló que se defenderá al trabajador hasta las últimas consecuencias, sin ningún renunciamiento a los derechos que se tienen. “No vamos a ser rehenes de una flexibilización laboral encubierta”, manifestó.

Respecto a las novedades que han surgido ayer en el encuentro con la Cámara de Empresas de Operaciones Especiales Petroleras (CEOPE), Ávila dijo que “está todo mal como lo venía anticipando, vamos a llegar al 31 de julio y empresas como San Antonio han suspendido trabajadores: 120 de Comodoro Rivadavia de personal convencional, 40 jerárquicos y 30 personas de Santa Cruz. Lo que nosotros veníamos preanunciando es lo que se está dando y por más que los equipos están todos en Santa Cruz el conflicto se va a instalar en Chubut por la gran cantidad de gente que afecta”, expresó.

Y dijo que “esto siempre fue así, le veníamos anunciando que la mayoría de los trabajadores están acá, lo que pasa que estamos llegando al final, al 31 de julio, y hay que tomar decisiones. Nosotros lo que hicimos fue rechazarla y mañana (por hoy) a las 3 de la tarde está la reunión en el Ministerio de Trabajo con (Jorge) Triaca que va a ser durísima como esta, donde estuvieron los representantes de los sindicatos y las distintas operadoras, y después de eso tuvimos una reunión importante junto con Martín Haro con los directivos de San Antonio para ver hacia dónde va a apuntar todo el panorama de lo que se está haciendo”.

“También enviamos una seria advertencia para toda la Cámara de decirle que nos están empujando a un conflicto que no va a tener salida y que tengan cuidado, porque eso va a ser así. Hemos cumplido a rajatabla la Resolución, aceptamos los debates y las discusiones, pero no vamos a ser rehenes de la flexibilización laboral encubierta a la que nos estás llevando el propio Gobierno nacional”, enfatizó “Loma”.

En el mismo marco, dijo que “acá está demostrando otra vez más como se quiere sofocar a los sindicatos en vez de hacerlo con los empresarios, entonces nos vamos directamente a un conflicto que va a ser interminable con una de las empresas del Estado que es YPF, la que está empujando hacia este tipo de conflictos. Indudablemente la situación es tensa, más dura de lo que se pensó, pero no nos agarra de sorpresa porque lo veníamos anunciando desde marzo y llegar a esta circunstancia no debe preocuparnos”.

“Hay que mantener el estado de alerta y movilización, que ya lo proclamamos y estamos trabajando en todos los aspectos y vamos a defender todos los puestos laborales de nuestra gente. No vamos a dejar que nos vengan a amenazar ni presionar”.

Fuerte acompañamiento

“Agradezco que tengo buenos dirigentes de compañeros como los que están aquí a mi lado, poniendo la cara y el hombro, aguantando toda esta crisis esto creo que es meritorio para ellos porque algunos están haciendo sus primeras armas y uno lo ve, la forma en que defienden a sus compañeros con mucha valentía sosteniendo las posiciones que tiene el Gremio. Eso es lo que más satisfacción me da, por eso ¿cómo voy a bajar los brazos yo?, viendo cómo trabajan, lo mismo también con los trabajadores que todos los días hablo con ellos y realmente uno no los puede defraudar. Por eso digo que no hay que tener miedo, no hay que asustarse. Vamos a ir al frente, no nos vamos a achicar con nada, pondremos las costillas duras y es lo que les dijimos hoy a los de la Cámara, que hagan lo que tienen que hacer y nosotros también lo vamos hacer y sabemos dónde vamos a ajustar”, desafió.

De los telegramas mencionados, Ávila dijo que esto refiere a la baja de equipos de YPF donde “hoy todo sale a flote por las presiones típicas que se habían perdido en la Argentina donde se quieren imponer por imponer cosas, como que si no se hacen las 8 horas, hay tanta gente menos, o no se les paga. Lo único que falta ahora es que nos quieran poner un látigo y que nos quieran llevar al campo a trabajar gratis. Me parece que se les está yendo la mano y acá hay que poner un límite que nosotros se lo vamos a poner, así nos cueste que nos tengan que llevar presos”. 

Postura inquebrantable

“Esas son las circunstancias que a uno le duelen porque estamos para esto, para estar en esta discusión y pelear pero no para soportar a ver cómo quieren atropellar a mis trabajadores. Por eso vamos a ir a la reunión con la misma posición: firmes, ni un paso atrás nosotros. Vamos para adelante”, anticipó Ávila.

Y añadió que no están respetando siquiera la resolución firmada por el Ministerio de Trabajo de la Nación con los empresarios, donde decía que no podían hacer lo que están haciendo: “el que está violando esa Resolución, faltando a la palabra y el compromiso de todo lo asumido es el Gobierno nacional, porque no los puede hacer cumplir a los empresarios, entonces es más fácil castigar a los sindicatos. A eso no le tenemos miedo, estamos acá haciendo la pelea que tenemos que hacer. Habrá que prender fuego, se prenderá fuego. Habrá que incendiar la provincia, se incendiará la provincia; pero nosotros vamos a defender a los trabajadores”, subrayó.

“El plan de lucha ya está anunciado, diagramado. Hay que esperar al 31 de julio que es el plazo y nosotros vamos a ser respetuosos de lo que firmamos pero el Gobierno ya lo sabe a dónde apuntamos, lo venimos diciendo desde febrero e incluso desde la movilización de diciembre, que no nos va a temblar la mano. Que no se equivoquen porque no vamos a entregar nada de lo que tenemos” afirmó, mencionando que “hay que ver la paradoja de que hoy nos dicen que si no nos damos cuenta que si no firmamos no nos van a pagar el 18. Nos vieron cara de estúpidos, nos quieren pagar el 18 y por otro lado nos quieren sacar el 30”, ironizó.

Y dijo que para este jueves esperan lo mismo que ayer: “todo payasadas, inventos como los telegramas que envió San Antonio encubiertamente porque son CEOPE, YPF y el Gobierno nacional. Vamos a esperar al 31 de julio y en la cancha se ven los pingos”.

Pasos a seguir

“No vamos a rechazar nada. Si tocan a uno, nos tocan a todos. Hoy le tocó a San Antonio y si dejamos que hoy le pase, mañana le va a tocar a DLS, VenVer, YPF SP. Tenemos un solo mameluco y es el de Petroleros, las empresas son una mera circunstancia, hoy es una, mañana otra. No somos empresarios, no tenemos empresas, somos trabajadores y defendemos trabajo y nuestros puestos laborales. El resto que haga lo que quiera”, disparó ‘Loma’.

Asimismo explicó que “hoy el enojo y la rabia no es por la discusión o por el contexto sino por el atropello a la parte más sensible y débil de cualquier organización, que son nuestros trabajadores. Pueden decirme lo que quieran o que nos intervengan las cuentas como lo han hecho varias veces esta Cámara, como la última vez. Que vengan a revisar los hoteles, lo que estamos haciendo, o qué es lo que no hacemos. Están las cuentas abiertas y todos los meses la DGI nos castiga y nos controla. Pero no voy a dejar que sigan maltratando psicológicamente a todos nuestros trabajadores con las amenazas que llegan”, adelantó, indicando que “estos creen que nosotros por un puestito vamos a venir acá a entregar a nuestros trabajadores y están locos, tenemos un compromiso con ellos y sus familias, y lo vamos a cumplir”.

Apoyo del gobernador y el intendente

“Más orgulloso que yo de tener un gobernador como (Mario) Das Neves no debe haber, porque hay que vivir estas cosas para que uno las pueda explicar. Una cosa es lo que se puede decir, lo que se hace, y otra es que el tipo te esté llamando a las 8 de la mañana para ver cómo va todo, qué haces, que esté interesado en el tema y esté encima de las cosas. Eso es lo importante, lo mismo (el intendente) Carlos Linares que hoy me llamó tres o cuatro veces. Esas cosas tienen un valor extra y yo lo digo porque después pareciera ser que no le interesa a nadie o que los problemas se arreglan solos. No, eso también ayuda para defender los puestos laborales y solo así podemos combatir a un enemigo como este, como lo es el gobierno nacional y como lo son los empresarios”, analizó Ávila.

Finalmente, envió su mensaje de tranquilidad para los trabajadores: “sabemos que ha salido todo esto y es parte de lo que se veía venir que podían hacer y lo hicieron. Esperemos mañana seguir esta pelea, esta discusión, con mucha tranquilidad. Nosotros no vamos a cometer errores. Quieren que prendamos fuego todo, que paremos nosotros, y hoy parar no sirve porque ellos mismos están anunciando que van a parar; entonces para qué vamos a parar nosotros. Pero les vamos a pegar donde más les duele para que de una vez por todas entiendan que los trabajadores no somos presa de ajuste, de flexibilización laboral como ellos lo quieren aplicar”, concluyó.

Comentá la nota