Ayer se endureció el reclamo de los remiseros en San Pedro

Ayer se endureció el reclamo de los remiseros en San Pedro
Sitiaron los accesos y quemaron gomas en el municipio y en el palco.
SAN PEDRO (Corresponsal). Un verdadero caos se vive desde hace dos días en la ciudad debido al reclamo que llevan adelante trabajadores del servicio de transporte alternativo, quienes ayer endurecieron su reclamo con quema de gomas en el edificio municipal, lo que motivó la evacuación de los empleados. Luego y de acuerdo a lo manifestado por los remiseros, ante la inacción y la falta de respuesta del concejal Jurado, quien quedó como intendente interino, quemaron gomas en el palco oficial de los corsos, asegurando “que si no levantan las multas, si no cesa la persecución y si sigue entregando autorizaciones truchas a nuevos remises, desencadenará un caos social”.

Nos dijeron que Moisés anda de vacaciones y dejó en su lugar a Javier Jurado, que lo único que sabe es hacerse el víctima en los medios diciendo que él no sabe nada, que es cosa de Julio Moisés y que esperemos a que llegue de vacaciones en febrero, que él no tiene poder de decisión. Sólo sabe lavarse las manos, y como se autoeligió presidente de la comisión de corsos, anda preocupado en vender puestos y en ver cómo saca plata a los vendedores ambulantes. Ese hombre no tiene idea de nada y es una vergüenza que esté al frente de la comuna”, expresaron los remiseros, al tiempo de proferir toda clase de calificativos a Jurado.

Si quieren que levantemos la medida que levanten las multas que nos inventan todos los días, queremos que nos deje trabajar en paz, porque de lo contrario Moisés tampoco tendrá paz”, gritaron los manifestantes.

Ya el martes los remiseros levantaron piquetes con quema de gomas en distintos accesos a la ciudad, sumándose al conflicto que ya se vivía en San Pedro de Jujuy, el reclamo de los vendedores ambulantes quienes se manifestaron en la comuna, donde repudiaron la actitud de quienes están al frente de la Comisión ejecutiva de corsos, expresando que los obligan a pagar una exorbitante suma de dinero para instalar los puestos de venta cuyo importe asciende a los $ 3.500.

Comentá la nota