Una baja para conducir la CGT

El flamante titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) aseguró no tener "ninguna ambición" de suceder a Hugo Moyano al frente de la central sindical.
Pignanelli, quien el sábado asumió la titularidad de Smata, indicó: “Puedo colaborar mucho dentro de la CGT como lo venimos haciendo, especialmente en los últimos tres años, porque antiguamente José Rodríguez, por su salud, estuvo alejado de la central obrera”.

“No hay ninguna ambición de ser el secretario general de la CGT. Al contrario, creo que hay muchos compañeros capaces de llevar adelante la responsabilidad de conducir la central obrera”, subrayó.

Además, indicó: “El error más grande que se cometió es haberle puesto nombre y apellido a la CGT”.

Comentá la nota