Le bajan el tono a una posible división del Sindicato de Trabajadores municipales

Le bajan el tono a una posible división del Sindicato de Trabajadores municipales
Mientras que desde el propio gremio, el secretario general de los trabajadores municipales de Lanús (STML), Miguel Pedelhez, desestimó que pueda llegar a darse una ruptura, desde el oficialismo desmintieron las acusaciones de la oposición que les atribuían intenciones de generar la división.
Con el pedido de escisión del Sindicato en manos de la Justicia desde hace más de un mes, el secretario general del gremio de trabajadores municipales de Lanús (STML), Miguel Pedelhez, echó por tierra la posibilidad de que el espacio se divida en tres a partir de un pedido de otros dos sectores que ya fue judicializado por el intendente, Darío Díaz Pérez. En ese marco, desde el oficialismo desmintieron que tengan una intención separatista, luego de las acusaciones en esa línea vertidas por la oposición.

“No creo que haya división, lo que puede haber es un durísimo intento de los otros sectores de tener un espacio que le dé una autorización jurídica a la inscripción gremial, fundamentalmente del sector que lidera Rubén García (titular de FESIMUBO)”, manifestó Pedelhez en diálogo con Info Región.

En ese sentido, remarcó que “el Ejecutivo le negó la posibilidad y judicializó el pedido de este sector”. “Ahora empezarán los avatares políticos y administrativos, y hay que ver qué harán los ministerios de Trabajo de Nación y Provincia”, advirtió.

El contexto está enmarcado por los pedidos de dos facciones internas del STML, que presentaron al Municipio una solicitud de personería gremial aparte de la representación actual.

Mientras hay dos variantes de lista por uno de los sectores, encolumnado con la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) conducida por García, la otra fracción pretende nuclear al personal jerárquico y estaría alineada con Pablo Micheli de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

“Por más que vengan a agarrarse de los pelos y demás, creo que nos asiste la razón y la historia. Nosotros creemos, sostenemos y haremos lo posible y lo imposible para defender la presencia y el protagonismo de este sindicato que tiene una vigencia desde 1947”, apuntó Pedelhez y aseguró que la idea de la división proviene de “comentarios aviesos y mal intencionados”.

En ese sentido, desde el bloque oficialista en el Concejo Deliberante rechazaron las críticas opositoras en las que se los acusaba de alentar una ruptura en el Sindicato. “A nosotros como peronistas siempre nos interesó tener trabajadores con fuerza como para discutir”, aseguró el titular de la bancada, Héctor Montero, y consideró que el fraccionamiento “desfavorece” la relación entre empleados y Municipio.

“Una vez más la oposición, que lamentablemente no lee nada ni estudia los temas, se vuelve a confundir. En este caso el Intendente no tiene nada que ver porque esto es una decisión de la Justicia y sobre todo lo que corresponde a la Justicia Laboral y el Ministerio de Trabajo”, resaltó el edil.

Comentá la nota